FUNDAMENTOS FIRMES PARA AVANZAR EN TIEMPOS INESTABLES – Parte 2 –

Por Ritchie Pugliese

Para comenzar esta segunda parte, leamos Hebreos 12:25-29:

Mirad que no desechéis al que habla. Porque si no escaparon aquellos que desecharon al que los amonestaba en la tierra, mucho menos nosotros, si desecháremos al que amonesta desde los cielos. La voz del cual conmovió entonces la tierra, pero ahora ha prometido, diciendo: Aún una vez, y conmoveré no solamente la tierra, sino también el cielo. Y esta frase: Aún una vez, indica la remoción de las cosas movibles, como cosas hechas, para que queden las inconmovibles. Así que, recibiendo nosotros un reino inconmovible, tengamos gratitud, y mediante ella sirvamos a Dios agradándole con temor y reverencia; porque nuestro Dios es fuego consumidor.”

Este pasaje tiene relación con el de Mateo 7:24-27 donde Jesús habla de la casa sobre la roca que permaneció firme, inconmovible, luego de recibir vientos y lluvias tormentosas.

El pasaje del libro a los Hebreos nos habla que Dios remueve las cosas movibles o que tienen poco o nada de raíz para que queden solamente las inconmovibles. ¿Como sucede esto? El pasaje dice “la remoción de las cosas movibles”. La palabra “remoción” significa: “remover o agitar”.  En la versión inglesa King James dice “the removing of those things that are shaken” (La remosión de aquellas cosas que pueden ser sacudidas).

Los tiempos que vivimos son tiempos de gran agitación donde todo pareciera moverse a nuestro alrededor. Ya nada es firme y estable.

El propósito de los “sacudimientos divinos” es que quede en nuestras vidas posteriormente sólo aquellas cosas que son inconmovibles.

Algo inconmovible es algo que no se puede mover. Dios quiere colocar en nuestras vidas aquellas cosas que nada ni nadie las pueda remover.

Dijimos en la sección anterior que la casa firme estaba fundada sobre la roca, y que la casa también debía ser del mismo material para que pudiera permanecer firme.

En esta sección quiero enfatizar lo que sucede dentro de la casa que está sobre la roca. El relato de Mateo 7:24-27 habla de lo que sucede fuera de ella, pero el pasaje de 3 Juan v.2 nos revela lo que hay adentro de ella:

Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma.”

Aquí en el pasaje hay revelado una triple bendición que Dios quiere que permanezcan inamovibles e inconmovibles en nuestras vidas:

  1. Ser prosperados en las cosas;
  2. Ser prosperados en la salud física;
  3. Ser prosperados espiritualmente.

Este es el plan de Dios y el privilegio que tienen únicamente los hijos de Dios, aquellos que han recibido a Cristo en su corazón como su Salvador personal y caminan en obediencia reconociéndole como el Señor.

El problema nuestro es que tenemos barreras en nuestro interior que nos impiden alcanzar estas bendiciones, y nos hace creer que Dios es malo, que él que envía lo malo para castigar a la gente. Muchos hasta ven a Dios como aquél que vino para arrebatarles los sueños y hacerlos vivir infelices con la promesa de sufrir en la tierra e ir al cielo algún día.

No hace falta decir mucho para darnos cuenta que esa clase de pensamiento no proviene de Dios sino del diablo. El enemigo de nuestras almas no quiere que podamos ver a Dios como es: Un Dios bueno, sino que pretende que lo veamos como malo y castigador.

Cuando el ser humano tiene ese patrón mental del Dios malo y castigador, va a tratar de vivir lo más lejos que pueda de él y buscar otras “alternativas”. ¿Puede entender la estrategia del diablo? Intenta alejar al ser humano de Dios para posteriormente hacer lo que quiere con el. Como revela Juan 10:10ª: El ladrón (figura del diablo) no viene sino para hurtar, matar y destruir.

Cuando pensamos o creemos que Dios no es bueno nos llenamos de temores, intranquilidad y desesperación. Se aleja la paz y viene la confusión.

En cambio cuando usted realmente cree que Dios es absolutamente bueno, su fe le guiará a descansar en su bondad, misericordia y fidelidad que lo conducirá a recibir estas tres bendiciones que hay en Cristo.

En el Reino de Dios para acceder a todo lo espiritual aprobado por el Señor se necesita fe. Hebreos 11:6 dice que “sin fe es imposible agradar a Dios”.

La fe es como la palanca de cambios de un automóvil automático. Cuando la palanca está en “D” (drive o manejar) el auto irá hacia adelante (fe), pero si uno coloca la palanca en “R” (reverse o retroceso) irá hacia atrás (duda e incredulidad). Es la misma fuerza del motor utilizada en ambos sentidos.

De la misma manera sucede cuando usted cree que Dios es bueno. Su fe le conducirá hacia adelante, más cerca de Dios y sus bendiciones, nunca hacia atrás, del lado de la duda y la confusión.

Por así decirlo, existe una fe positiva y otra negativa, según como usted crea. Necesitamos aprender a despojarnos de la fe negativa que nos hace ir hacia atrás diciendo que Dios es malo y que solo nacimos para sufrir.

¡Es por eso que aceptar a Cristo como nuestro Salvador ha sido tan importante y significativo para nuestras vidas! ¡La situación ahora ha cambiado! ¡Podemos ir hacia adelante de fe en fe y de Gloria en Gloria!

En la creación (Genesis 1-2) el ser humano al pecar y desobedecer, dio lugar a que sucediera lo siguiente:

  1. La maldición y la muerte, enfermedad, entraron en vigencia en el ámbito físico, natural.
  2. La muerte eterna o espiritual produciría una separación eterna de Dios, cuando el ser humano muriera.

¡Gracias a Dios la historia no terminó allí! La Biblia declara que Jesucristo vino para redimirnos, rescatarnos de la maldición de la ley (Gálatas 3:13-14). ¡Únicamente en Cristo el ser humano puede alinearse para poder ser bendecido por Dios! (Juan 14:6).

Volviendo al pasaje de 3 Juan v.2, note que dice que Dios desea prosperarnos “así como prospera tu alma” La frase “así como” significa: “igual, de la misma manera”.

Ahora bien, ¿Que es la prosperidad del alma?  ¿Qué significa la prosperidad del alma? ¿Qué hay que hacer para que ella prospere?  Cuál es el resultado o las consecuencias de que nuestra alma no prospere?

Necesitamos entender que el ser humano es una criatura tripartita, es decir, compuesta por tres partes: Espíritu-alma-cuerpo. En Génesis 2:7 “Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra (cuerpo), y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente (alma).”

La palabra “aliento” en es “ruak” que significa: “Espíritu o viento”.

Cuando Dios sopló en el ser humano, éste se convirtió en un “alma (nephesh) viviente (ruak)”.

Dios es un Dios trino: Dios Padre, Dios Hijo Jesucristo, Dios Espíritu Santo, y creó al ser humano a su semejanza: Espíritu-Alma y cuerpo.

  1. Espíritu: Es la vasija que recibe a Dios Espíritu Santo
  2. Alma: Es el lugar donde radica la personalidad, la emociones, sentimientos y la voluntad;
  3. Cuerpo: Es la caja exterior donde el Espíritu Santo puede reconocer a su entorno y moverse en el mundo exterior.

El camino hacia las tres bendiciones consiste en dar lugar al Espíritu de Dios a que tenga dominio sobre el alma, para que ésta a su vez controle al cuerpo.

Al principio, en la creación, todo funcionaba perfectamente. El término “Eden” significa “gozo”, donde allí el ser humano disfrutaba de la vida y todas sus necesidades eran suplidas.

Cuando Adán y Eva pecaron, no murieron instantáneamente, pero siguieron viviendo como muertos en vida, padeciendo y sufriendo. El gozo fue expulsado y entró el dolor (Génesis 3:23).

Las personas expulsadas del reino de Dios siempre quedan a expensas del diablo destructor, e incapaces de recibir las bendiciones de Dios.

1 Juan 3:8 dice: “el que practica el pecado es del diablo, porque el diablo peca del principio” (Leer también Efesios 2:1-2).

Es por eso que a la gente le cuesta entregarse a Cristo, por eso la predicación de la Palabra de Dios es una lucha espiritual para desbaratar al enemigo y libertar a la gente. ¿Cómo se salva una persona?

  1. Por Creer en Jesucristo y hacer una decisión de fe.
  2. Por nacer de nuevo espiritualmente.
  3. Por adoptar un nuevo sistema de vida.
  4. Por aprender a doblegar su naturaleza caída

¡Que glorioso es ser parte del Reino de Dios, que privilegio poder ser considerados hijos-herederos de un Dios bueno! ¡Aleluya!

Para leer la Parte 3, favor de entrar en el enlace de abajo:

https://restorationnations.com/fundamentos-firmes-para-avanzar-en-tiempos-inestables-parte-3/

Check Also

¿QUÉ ES EL ESPÍRITU DE MAMÓN EN LA BIBLIA?

Por Ritchie Pugliese Para operar con la unción de riqueza de un modo eficaz es …

RESILIENCIA: UNA CAPACIDAD QUE VIENE DE DIOS

Por Ritchie y Rosa Pugliese Últimamente, ha cobrado gran auge la palabra “resiliencia”, y se …