CÓMO INICIARSE EN EL MOVER PROFÉTICO DE DIOS – Parte 3 –

III. LA FIESTA O CELEBRACIÓN SEMANAL

La mejor introducción para los tiempos especiales de Dios es entender la fiesta semanal del Shabbat Sabático – descanso). Si logramos entender el Shabbath, entenderemos el corazón de Dios en todas las fiestas.

Isaías 58:13-14:

“Si retrajeres del día de reposo tu pie, de hacer tu voluntad en mi día santo, y lo llamares delicia, santo, glorioso de Jehová; y lo venerares, no andando en tus propios caminos, ni buscando tu voluntad, ni hablando tus propias palabras, entonces te deleitarás en Jehová; y yo te haré subir sobre las alturas de la tierra, y te daré a comer la heredad de Jacob tu padre; porque la boca de Jehová lo ha hablado.”

 El Shabbath (sabático – descanso)) fue dado para enseñarnos la bondad de Dios. La meta de Dios es restauración. Dios nos creó para deleitarnos en El, viviendo en perfecta salud y en un perfecto medio ambiente y gozando de perfecta provisión. ¡Todo esto ha sido perdido!, pero el corazón, propósito y meta de Dios es restaurar todo lo que ha sido perdido. Hechos 3:21 dice: “restauración de todas las cosas”. ¡Una de las claves para la restauración es descansar! La fe es incrementada mientras descansamos y llegamos a conocer la bondad de Dios. Necesitamos entrar en Su descanso para encontrar fuerza para las batallas por venir.

Nuestro problema es que la mayoría de los cristianos nunca han experimentado el descanso de Dios. La gente no encuentra descanso. “A medida que nuestra vida corre, mas cansados o hartos nos sentimos, abrumados y perdidos. A pesar de nuestras buenas intenciones, nuestra vida y trabajo raramente nos hace sentir livianos, placenteros o sanos. En cambio, viviendo con todo ese montón de cosas encima, la sola experiencia de estar vivo comienza a transformarse en una enorme obligación. El saludo tradicional diario llegar a ser “¡Estoy tan ocupado!” Decimos esto con poco grado de orgullo como si vivir exhaustos fuera un trofeo. Vivir sin tiempo para nuestros amigos y la familia, sin tiempo para encontrar un tiempo para ver la caída del sol (o al menos estar conscientes que el día se está terminando) zumba a través de nuestras obligaciones sin tiempo para tomar un respiro, ha llegado a ser el modelo de la vida exitosa” (*)

(*)Tomado del libro “Sagrado Ritmo del Descanso” por Aine Muller)

¿Dónde podemos hallar descanso?

El descanso es un regalo de Dios. Descansar no es encontrar un mecanismo para trabajar menos; descansar no se encuentra en mejores formas de entretenimiento. El descanso es un regalo de Dios. El plan de Dios para descansar es llamado “Shabbath”. Algunas personas se sienten presionados y hasta con culpa cuando descansan. Debemos saber que la voluntad de Dios es que tú descanses. El descanso fue instituido en la creación. Una de las primeras expresiones de la voluntad de Dios en el universo fue descansar. ¡No era que Dios estaba cansado sino que él quería establecer este principio!

En Éxodo, la Ley del Shabbath no era una ley o rito ceremonial para los judíos sino una ley moral para la humanidad reflejada en los diez mandamientos (Éxodo 20:10-11). En las enseñanzas del Nuevo Testamento, Colosenses 2:16, “Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de reposo” Esto no tenía que ser algo legalístico, sino algo espiritual. Dios dio el Shabbath como una bendición.

La mayoría de los creyentes piensan en el Shabbath y lo ven como algo solo para los judíos, negativo, legalista, poco placentero, porque desconocen el concepto central del mismo. Algunos creen que ese era un tiempo para ser infeliz y aburrido religioso (leer la Biblia todo el día, llorar todo el tiempo, vestirse miserablemente o privarse de cosas).

En la iglesia primitiva no se acostumbraba ayunar durante el Shabbath, pues ese día no tenía que ser una carga sino una bendición, un día para ser disfrutado.

En la Biblia existen dos clases de Shabbath:

1. El shabbath de los fariseos, era una carga legalista para vivir un día bajo reglas rígidas (así lo siguen haciendo hoy los judíos no mesiánicos todos los Sábados del año).

2. El Shabbat de Dios, que era un día de celebración, un día para dejar las cargas de la vida en las manos de Dios y disfrutar Su bondad. Dios dice: “Yo puedo manejar tus responsabilidades por un día…tu descansa y gózate en mis bendiciones” (Leer Ezequiel 20:23; Marcos 2:27)

Algunos piensan que guardar el Shabbath significa tener que ir a la reunión de la iglesia. Uno puede ir a la iglesia cada semana sin observar el principio sabático. Ir a la iglesia y guardar este día especial son dos cosas distintas.

La Iglesia primitiva tenía su Shabbath y reuniones en dos diferentes días. La Iglesia primitiva tenía dos días especiales:

El sábado ellos descansaban para celebrar el Shabbath de Dios o día de descanso;

El domingo ellos iban a la reunión de la Iglesia para celebrar el día de resurrección y adorar.

¿Cuándo podríamos celebrar el Shabbath?

La Iglesia ha discutido esto por siglos. La Biblia dice que trabajemos seis días y descansemos uno. La idea no es discutir cuando sino que podamos tomarlo. ¡Recordemos que no es una carga legalista sino una bendición!

La Iglesia a través de los siglos ha guardado el Shabbath pero nuestro problema hoy es que nunca nos tomamos un Shabbath para descansar. Pareciera como que la iglesia hoy cree en los nueve mandamientos.

¿Por qué deberíamos celebrar el Shabbath en su sentido espiritual?

Además de ser un mandamiento dado directamente por Dios:

1. Es un acto de adoración, una manera de reconocer Su Grandeza como Creador,

2. Es una figura de la salvación. Al descansar de nuestras obras, recibimos su bendición como un regalo.

3. Es una figura del cielo, el cual nos anticipa el día cuando estaremos descansando de nuestras obras y nos gozaremos con él por siempre.

4. Ha sido designado para restaurarnos y darnos la fuerza para las batallas por venir.

Promesas de bendición acerca del Shabbath: Isaías 58:13-14; Isaías 56:6-7

El profeta Chuck Pierce dice que “El Shabbath es el plan de pacto del corazón de Dios. Es entrar por fe y experimentar un día de deleite espiritual y material como purificar los deseos de nuestros corazones para que podamos sentir el deleite de Su presencia. El Shabbath es un tiempo para “estar quietos y conocer” a fin de poder triunfar sobre nuestros enemigos. ¡Es un tiempo para permitir que una nueva dimensión de fe se levante en nuestro medio para que podamos alabar a Dios en toda circunstancia!”

¿Qué podemos hacer en el Shabbath?

No existe una lista legalista. La idea es no hacer el trabajo regular. La meta es gozarse en Dios y en sus bendiciones. “Es un tiempo para deleitarse y celebrar lo que es hermoso y bueno, un tiempo para cantar, adorar, contar historias, bendecir a nuestros hijos y a los que amamos, dar gracias, compartir una buena comida, dormir una siesta, caminar… es tiempo para ser nutridos y refrescados al dejar nuestras tareas, y hacer descansar a nuestros proyectos importantes, confiando que Dios cuida de nosotros mientras estamos descansando”.

Dios dijo un día de siete, toma un descanso de las cosas de tu diario vivir y planea un día para disfrutar de Dios y las bendiciones que Él te ha dado. El Shabbath es un tiempo para invertirlo con aquellos que amamos, salir a pasear, comer nuestra comida favorita y gozarnos de la bondad de Dios y ser agradecidos. Si usted no está seguro que hacer ese día, pídale ayuda a Jesús, pues Él es el Señor del Sábado (Marcos 2:28).

¿Qué sucede si nos perdemos un Shabbath?

Dijimos anteriormente que no es una carga legalista ni una imposición religiosa. Perder algún Shabbath no nos hará perder la salvación ni el cielo. El Shabbath es una fuente de bendición. El Shabbath a medida que lo practiquemos se transformara en algo que anhelaremos hacer. Dios quiere hacer nuestro caminar con El algo deleitoso, placentero para que el mundo no mire con envidia. Guardar el Shabbath es edificar un santuario. El Señor dijo en Éxodo 25:8 “Edifiquen para mí un santuario para que yo pueda habitar entre ellos”. La palabra “santuario” significa: “Lugar especial”. Cuando el santuario era establecido, la presencia de Dios comenzaba a habitar entre Su pueblo, soltando Su favor y bendiciones. Moisés hizo un lugar para Dios con el Tabernáculo; Salomón hizo otro lugar para Dios con un templo. Dios hoy nos pide que le hagamos un lugar para El, Dios quiere un Shabbath, un santuario de tiempo, un día para que lo apartemos y le honremos.

Cuando celebremos el Shabath encontraremos nuestro lugar de descanso en El. ¿Puede ver el corazón de Dios en el Shabbath? Lamentablemente todo lo relacionado con las fiestas o días especiales que Dios le dio a su pueblo lo hemos visto bajo la óptica Judía farisaica y no bajo la perspectiva Mesiánica o Cristo céntrica.

El corazón de Dios por el Sabbath, y para todas las fiestas es llevarnos a la plenitud de Su bendición y restauración. Mateo 11:28-30 nos dice: “Venid a mi todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallareis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil y ligera mi carga

Entra en el enlace de abajo para ir a la Parte 4 del estudio:

Check Also

DIOS Y LAS FINANZAS EN LA BIBLIA – Parte 1 –

El único sistema financiero que Dios ha ordenado, aprobado y bendecido En los tiempos que …

DIOS Y LAS FINANZAS EN LA BIBLIA – Parte 2 –

El único sistema financiero que Dios ha ordenado, aprobado y bendecido EL ORDEN FINANCIERO EN …

Leave a Reply

Your email address will not be published.