LA RELACIÓN QUE EXISTE ENTRE LA PROSPERIDAD BÍBLICA Y LA GRAN COSECHA DE ALMAS

Por Ritchie Pugliese

El Espíritu Santo le dice a la Iglesia en esta hora….

En Apocalpisis 2:7 y 17 leemos “El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.” Más allá de lo revelado y registrado en los 66 libro de la Biblia, lo cual llamamos la palabra profética más segura (2 Pedro 1:9), el Logos de la Palabra infalible de Dios, el Espíritu Santo para cada etapa de la vida de la Iglesia tiene diversos énfasis para que la Iglesia los tenga en cuenta y se alinee a lo que Dios quiere hacer.

Por eso es necesario oír espiritualmente, tener sensibilidad espiritual para hacer constantemente lo que el Espíritu dice.

A esta clase de énfasis es lo que se conoce como una “palabra rhema”, es decir Dios le da a Su Iglesia una palabra específica, para un tiempo determinado.

El pasaje enseña que el Espíritu “dice”. Note que la palabra está en un presente continuo “diciendo”. No es lo que dijo hace cien años o tres años atrás, sino lo que el Espíritu está diciendo hoy.

Los énfasis de Dios para este tiempo, están directamente interrelacionados con la predicación del evangelio y la gran cosecha de almas. Esto es bueno saberlo para no desenfocarnos, y ya verán porque les digo esto.

El negocio de Dios es “vaciar el infierno y poblar el cielo” y ayudar a la humanidad a que en vida experimente las primicias de la eternidad.

Ahora bien, ¿Cuáles son los dos énfasis del Espíritu Santo en esta hora?

Estos dos énfasis vienen acompañados de un proceso de restauración en la Iglesia. Lea cada uno de ellos con la idea de Dios en mente, que es estar enfocados en la Gran Comisión o la gran cosecha de almas que se viene.

Ellos son:

1) La prosperidad bíblica sobrenatural con un propósito divino;

2) La salud, longevidad y sanidad divina.

(IMPORTANTE: Debido a que este artículo está dedicado exclusivamente a los conceptos de prosperidad bíblica sobrenatural, solamente voy a tratar el punto 1) Prosperidad bíblica sobrenatural con propósito divino.)

Exageraciones y errores con el tema prosperidad en la Iglesia hoy

Hay un dicho que dice: “Generalmente lo que Dios quiere enfatizar equilibradamente, la iglesia lo declara y practica desequilibradamente”. ¿Por qué digo esto? Pues si hay un tema donde pareciera haber más problemas y confusiones es referido al tema de la prosperidad bíblica.

He notado que cuando uno menciona algo sobre el tema, muchos creyentes reaccionan negativamente pensando que los pastores los quieren engañar para quitarles el dinero e inmediatamente los acusan ferozmente de ladrones, estafadores y mercenarios de la fe, entre otras cosas.

Por lo que se ve hoy día dentro de la Iglesia, es evidente que este tema no ha sido enseñado correctamente ni practicado diligentemente. Resultado: exageraciones traspasando ciertos límites bíblico- éticos en algunos casos. El resultado es que el pueblo ha resultado confundido y herido.

Así como existe lo genuino está lo falso, y este concepto es aplicable al tema de la prosperidad. Por eso usted va a encontrar que siempre hablamos de Prosperidad Bíblica sobrenatural, es decir enseñamos lo que la Biblia dice sobre el tema con un énfasis sobrenatural, porque Dios también es Dios de milagros financieros, especialmente de milagros financieros destinados a extender el Reino de Dios y la predicación del glorioso evangelio de Jesucristo.

Volviendo al tema, más allá de todas estas tristes realidades que vemos en la Iglesia, lo más importante es saber lo que Dios dice y lo que quiere hacer financieramente hablando en este tiempo con su pueblo.

Ahora bien, ¿Por qué el Espíritu Santo está enfatizando que tratemos el tema de las finanzas, prosperidad?

El Señor lo está haciendo para….

1. Demostrar al mundo, que cada vez está financieramente peor, que Dios es el que tiene y da el verdadero poder para prosperar.

2. Erradicar el espíritu de pobreza, escasez y miseria en las personas.

3. Demostrar al mundo que la Iglesia no le quita el dinero a la gente sino que la equipa para prosperar en su lugar de trabajo.

4. Dios quiere prosperar a su pueblo para financiar la gran cosecha de almas y la extensión de su Reino.

El énfasis de Dios sobre este tema no es para fines egoístas sino principalmente para glorificar su nombre entre las naciones, aplastar a las fuerzas del mal y algo muy pero muy importante: Para que la Iglesia cumpla su misión evangelística con los recursos necesarios.

El problema es que siempre que Dios quiere enfatizar algo se levantan los que malinterpretan lo que Dios quiere hacer y los que se quieren aprovechar de lo que Dios está diciendo, pero bendito sea el Señor que están aquellos que están correctamente alineados con Dios, en Espíritu y verdad y que con un corazón puro, vaciado de toda avaricia y egoísmo son los canales equilibrados del Espíritu para instruir, equipar, alinear y posicionar a la Iglesia para que ella entienda lo que Dios quiere hacer con el tema de las finanzas.

Dios está levantando siervos conforme a su corazón, que están sanando al pueblo de errores y exageraciones doctrinales, para luego enseñarles los principios bíblicos de prosperidad y hacer que la Iglesia esté correctamente alineada para recibir la unción de riqueza para financiar la gran cosecha de almas que se viene.

Repito algo que es importante: La unción de riqueza está ligada, unida, entrelazada a la predicación del evangelio, a la expansión del reino de Dios, a la gran cosecha de almas. Cuando a la prosperidad la quitamos de su eje o enfoque central, será como una rueda fuera de su eje que tiene un andar defectuoso. La unción siempre es para cumplir una misión. En este caso la unción de riqueza es para financiar la gran cosecha de almas que se viene.

Yo no sé lo que a usted le sucede en su espíritu al leer este énfasis del Espíritu Santo. En mi caso, todo mi ser se conmueve al saber que en los tiempos que vienen en el mundo veremos mayor pobreza, escasez, miseria, pero dentro de la Iglesia habrá prosperidad y riqueza para que la obra de Dios se realice, el Reino del Señor se expanda y el Evangelio de Jesucristo sea predicado.

El Espíritu Santo está hablando, ¿Le estamos escuchando y haciendo los ajustes espirituales necesarios para introducirnos en lo que Dios quiere hacer? ¿Estamos entrenando, equipando al pueblo de Dios con estos temas? ¿Estamos alineando la programación de nuestras actividades a la luz de lo que el Espíritu Santo está enfatizando? ¡¡De nuestra respuesta dependerá si vamos a ser simples espectadores o participantes directos del mover del Espíritu Santo Dios en Su Iglesia en los tiempos que vienen!!

¿Le interesa saber más acerca de los conceptos bíblicos financieros y todo lo relacionado con la prosperidad bajo la óptica divina? ¿Le interesa saber todo lo que Dios quiere hacer financieramente en su Iglesia en estos tiempos?

Entra al siguiente enlace:

Check Also

EL DON DE FE

Recopilado por Ritchie Pugliese En 1 Corintios 12:7-9 leemos lo siguiente: “Pero a cada uno …

EL ABISMO SIN FIN DE LA PORNOGRAFÍA

Recopilado y ampliado por Ritchie Pugliese Uno de los principales instrumentos que utiliza Satanás para …

Leave a Reply

Your email address will not be published.