EL LLAMADO PARA SERVIR A DIOS – Parte 2 –

Recopilado por Ritchie Pugliese

Muchos llamados a servir, pero pocos son los escogidos

Muchos erróneamente han pensado que por sólo atravesar el proceso del alfarero, ya no tendrán que superar ningún otro examen espiritual de parte del Señor y que están listos para desarrollar grandes ministerios, pero la Biblia enseña que existen otros pasos previos. Mateo 20:16 dice: “…porque muchos son llamados, más pocos escogidos.”

El pasaje habla de aquellos llamados y otros escogidos. Dice también que muchos son llamados pero pocos los escogidos. ¿Quiénes son los escogidos?

Los escogidos son aquellas personas que han sido llamadas a servir a Dios y han tolerado y superado el proceso del alfarero (los puntos #1 al # 12 que vimos anteriormente). Cualquiera que atraviesa ese proceso es escogido. La posibilidad está abierta para cualquiera. Dios no tiene preferidos. Muchos no pasan la prueba del alfarero, no la soportan, se dan por vencidos y renuncian a su llamado por no querer pagar el precio de las pruebas.

¿Queremos ser llamados y escogidos? Si anhelamos no sólo ser llamados sino también escogidos, veamos cuales son las diez pruebas que atraviesan durante su carrera ministerial los escogidos:

LAS DIEZ PRUEBAS QUE ATRAVIESAN LOS ESCOGIDOS

Solamente y únicamente cuando Dios considere que hemos aprobado los doce pasos del alfarero, nos considerará escogidos y dignos de ser posteriormente probados con las siguientes 10 pruebas que veremos a continuación:

PRUEBA # 1: LA PRUEBA DEL TIEMPO

Esta prueba el nivel de fe que tenemos. Esta prueba es PARA DESARROLLAR NUESTRA FE.

El paso del tiempo purifica nuestros motivos y actitudes. Generalmente nuestro tiempo no coincide con el de Dios. Todos queremos las cosas rápidas, instantáneas, pero eso no sucede con Dios. Él es un Dios de procesos. No podemos ni debemos apurar a Dios, sino darle tiempo para que continué trabajando en nosotros. Debemos permitirle que se revele en nuestras vidas como el Señor de milagros divinos. Si pretendemos apurar los tiempos no aprobaremos la prueba.

PRUEBA # 2: LA PRUEBA DE LA PALABRA

Esta prueba el nivel de asimilación y obediencia que tenemos hacia Su Palabra. Esta prueba es PARA DESARROLLAR EL CARÁCTER DE CRISTO.

Ej: José (Génesis 37-50)

Tuvo sueños proféticos de parte de Dios acerca de lo que Dios iba a hacer con su vida. Sus hermanos comenzaron a envidiarlo y querer eliminarlo. Fue vendido como esclavo, luego fue acosado sexualmente por la esposa de su jefe y por ser santo fue enviando a la cárcel. Allí estuvo encerrado, cada vez más lejos de ver logrado sus sueños, hasta que Dios origina una circunstancia donde se le da posibilidad de presentarse ante Faraón para interpretar sus sueños. Dios le muestra la interpretación, Faraón no sólo vio a un intérprete de sueños sino que vio algo diferente en él y lo promovió a lo más alto, dándole un cargo presidencial.

José antes de ver cumplido todo lo que Dios le había mostrado en sueños años atrás, tuvo que enfrentar primero todo lo opuesto, por muchos años. El experimento la prueba de la Palabra. El Salmo 105:17-19 dice: “Envió un varón delante de ellos; a José, que fue vendido por siervo. Afligieron sus pies con grillos; en cárcel fue puesta su persona. Hasta la hora que se cumplió su palabra, El dicho de Jehová lo probó”

No todos pasan este examen, pues caen en el desánimo al ver que todo les sale al revés de lo dicho por Dios en las palabras proféticas que recibieron, sueños, visiones. Si pasamos esta prueba, seremos como José. Salmo 105:20-22 dice: Envió el rey, y le soltó; el Señor de los pueblos, y le dejó libre. Lo puso por señor de su casa, y por gobernador de todas sus posesiones. Para que reprimiera a sus grandes como él quisiese, y a sus ancianos enseñara sabiduría.”

¿Para qué fue probado José con la prueba de la Palabra?

1. Para desarrollar carácter

2. Ser sabio

3. Vivir en humildad.

¿Cómo pudo Faraón promover a un preso desconocido? ¡Seguramente vio algo diferente en José! No fue por su educación, fue por el Espíritu de Dios; nadie lo conocía, fue ubicado en semejante posición sólo por milagro y promoción de Dios. ¡Dios siempre cumple su palabra!

PRUEBA # 3: LA PRUEBA DEL SERVICIO

Esta prueba el nivel que tenemos de servir con fidelidad. Esta prueba sirve PARA DESARROLLAR NUESTRA FIDELIDAD.

¿Queremos servir? Dios examinará primero nuestro nivel de fidelidad hacia aquellos que están sobre nosotros en autoridad.

En Hechos 6 había que elegir diáconos para dar de comer a las viudas hebreas y griegas. Estos varones tenían que ser: (v.3)

1. Buen testimonio

2. Llenos del Espíritu Santo

3. Sabios

4. Trabajadores bajo autoridad

Entre ellos estaba Esteban, que primero sirvió y luego lideró a otros.

En 1 Reyes 19 vemos al profeta Elías que viajaba del norte al sur trayendo con él un criado (v.3), al cual lo dejó en Beerseba. Viajo luego solo unas 250 millas para ungir a Hazael y Jehú. Era el momento más difícil de este hombre de Dios, con un Israel hundido en la infidelidad, con la perversa Jezabel amenazándolo de muerte, etc. Cuando el profeta estuvo en peligro, Dios le puso en el camino a Eliseo, para que éste lo sostuviera y ayudara a cumplir el propósito de Dios.

Los siervos que sirven a una autoridad espiritual (pastor, ministro), son enviados para sostenerlo y ayudarle a cumplir el propósito de Dios.

Josué primero sirvió a Moisés por 44 años, luego lideró. Eliseo sirvió a Elías algunos años, luego él fue profeta con propósito de Dios. Los discípulos de Jesús estuvieron con el Señor para apoyarlo en el propósito de Dios. Timoteo sirvió a Pablo para que éste cumpliese todo lo que el Señor le había encomendado.

Si estamos sirviendo a algún ministro con fidelidad, hasta que éste haya llegado al lugar que Dios le había preparado, es muy probable que Dios le dé a ese siervo fiel la misma unción del ministro que ha servido. ¡Sólo si podemos ser fieles en servir a otros desinteresadamente!

En 1 Reyes 19:19 dice que Elías “halló” a Eliseo. Esa palabra en el hebreo significa “mirar”. Elías vio “algo” en Eliseo. ¿Qué vio?

1. Estaba arando. El arar en la terminología bíblica es orar.

2. Estaba sucio con su trabajo. Eliseo iba detrás del polvo y el excremento que largaban los bueyes.

3. Estaba enfocado en su trabajo hacia delante.

Cuando Eliseo vio esas actitudes, le puso “su manto”. Note que dice que era el manto de Elías. (Eliseo recibió dos mantos en su vida).

El manto de una persona, significaba: Influencia, personalidad, oficio o trabajo. Al ponerle el manto, Elías puso sobre Eliseo su personalidad, su influencia, su oficio o ministerio (Mas tarde Eliseo, al ser fiel con el primer manto, recibiría el segundo manto cuando Elías fue llevado por el carro de fuego a la presencia de Dios) A partir de ese instante, Eliseo se puso a servir al profeta (v.21)

¿Por qué Elías eligió a Eliseo a pesar de que no lo conocía? ¡Algo vio en él! ¿Qué vio?

1. Sabia utilizar la espada, era un soldado diestro en batallas (v.17)

2. Oraba (v.19)

3. Estaba enfocado en su trabajo (v.19)

4. Sabia correr (v.20) No era una persona indecisa, lenta.

5. Quemo todo lo del pasado (v.21). Eliseo quemó su fuente de ingreso (el yugo y bueyes) y fue tras el profeta, dejando aún a su familia.

6. Demostró seguridad en su decisión sin volver hacia atrás.

7. Iba a ser un siervo más, no EL SIERVO de Elías (1 Reyes 18:43)

8. Obediencia. Obedeció sin entender todo.

Para entender el paso de obediencia de Eliseo, y su disposición de servir a un hombre de Dios, debemos saber que no era costumbre que un judío fuera siervo de otro judío. Dios los había puesto por cabeza no por cola. Eliseo sirvió a Elías porque sabía que LOS QUE PRIMERO SIRVEN AL HOMBRE DE DIOS LUEGO SERAN RECOMPENSADOS POR DIOS CON UNA DOBLE UNCIÓN.

¿De qué manera serbia Eliseo a Elías? Leemos en 2 Reyes 3:11 que le serbia (Aclaración: En la versión inglesa King James dice que “derramaba agua en las manos de Elías”:“Here is Elisha (Eliseo) the son on Shaphat, which poured water on the hands of Elijah (Elías).”

Antes de que Elías fuese arrebatado estuvo con Eliseo en 4 lugares, los cuales representan algo espiritual para nosotros hoy:

1. Gilgal. Representa lugar de fe. Fue allí donde se cortó la provisión de mana, agua de la roca y había que empezar a vivir por fe (Josué 5).

2. Betel. Representa lugar de decisión. Fue allí donde Saúl desobedeció y fue allí también donde Jacob obedecido.

3. Jericó. Representa lugar de ataque. Es donde el enemigo viene para intentar destruirnos.

4. Jordán. Representa el lugar de revelación, visión, doble porción.

Si queremos ser elegidos por Dios, El probara nuestra fidelidad. La fidelidad se puede desarrollar. Alguien dijo que “Tu nunca puedes hacer fiel a un hombre capaz, pero siempre puedes hacer capaz a un hombre fiel.”

Podemos enseñar habilidad al pueblo de Dios pero no podemos enseñarles fidelidad. Eso es algo que cada uno decide hacer o no hacer.

¡Pastores: Busquemos siempre primero personas fieles y luego enseñémosles habilidad!

PRUEBA # 4: LA PRUEBA DEL DESIERTO

Esta prueba nuestro nivel de dependencia del Espíritu Santo. Esta prueba sirve para APRENDER LA MANERA DE MOVERSE DEL ESPIRITU SANTO.

Moisés antes de ser escogido para liderar al pueblo a salir de Egipto, era una persona que conocía todo lo de Egipto, su sabiduría, costumbres, etc. Por eso tuvo que ir al desierto por 40 años para ser vaciado de todo eso y aprender a conocer al YO SOY. Fue pastor de algunas ovejas por 40 años en el desierto.

El desierto espiritual remueve todo lo mundano, habilidades, técnicas en nosotros. Moisés antes del desierto era violento, compulsivo, luego fue considerado como el hombre más manso.

Tenemos que aprender a olvidar Egipto en el desierto. (Leer Éxodo 2:11-15 y Hechos 7:29-30

Por 40 años en el desierto aprendió a ser pastor de unas pocas ovejas para luego ser considerado escogido para aprender a ser el líder de toda una nación.

No podemos liderar naciones hasta que no aprendamos a liderar ovejas en el desierto. Moisés empezó a los 80 años su ministerio.

Dentro de la prueba del desierto existen dos pruebas más:

A. la prueba del perdón Job 42:10

Después de algún daño o traición que nos hayan hecho tenemos que pasar por esta prueba. Moisés, José, Pablo, Esteban y Jesús pasaron por esta. Job al orar por sus amigos que lo habían criticado fue doblemente bendecido por Dios.

B. La prueba de amar a gente difícil de amar (Mt. 5:46)

Es necesario aprender a amar a aquellas personas difíciles de amar. Cuando nos encontremos al lado de una persona que nos irrita, recordemos que es una prueba. Tenemos que aprender a llevarnos bien con toda la gente, tenemos que soportar lo que no nos gusta, tenemos que amar y perdonar a aquellos que actúan y son diferentes a nosotros (Gal. 6:12)

PRUEBA # 5: LA PRUEBA DE PACIENCIA

Esta prueba el nivel que tenemos de rendición a Dios. Esta prueba sirve para RENDIR NUESTRA VIDA A LA VOLUNTAD DE DIOS.

Génesis 5:32 dice que Noé tenía 500 años cuando le nacieron sus hijos. Cuando comenzó el diluvio tenía 600 (Gen. 7:6)

¿Qué hizo durante 100 años (entre el 500 y 600)? Predico la palabra sin resultados. ¿Por qué permitió eso Dios en su ministerio? Para que aprendiera a rendirse totalmente a Dios. Fue probado hasta que el entregara totalmente todo a Dios y al control del Espíritu Santo. Cuando vino el diluvio solo se salvó el y su familia, el resto murieron. Nadie le creía cuando predicaba y fracaso completamente. ¡Tuvo que aprender a depender solo de Dios!

En Génesis 7:1 Dios le dice a Noé: “porque a ti he visto justo delante de mí en esta generación.” Esta palabra significa “totalmente consagrado, rendido a Dios”. Antes del diluvio siempre viene la prueba de la paciencia.

Todos los requisitos de 1 Timoteo 3:2-7 apuntan a que el ministro sea fiel en todo. Necesitamos aprender a seguir haciendo fielmente lo bueno, aunque lo bueno no haya llegado a nosotros todavía. Cuando los resultados tardan mucho en venir es porque Dios está tratando de hacer una obra, muy profunda en nosotros y nos está preparando para algún acontecimiento en el futuro. No cometamos el error de muchos de bajar los brazos justo en el momento de su victoria. Seamos fieles en los tiempos de pruebas, aunque requiera sacrificio para poder aprender las lecciones difíciles de aprender.

Debemos ser fieles en todo tiempo, especialmente en los años de silencio (Hebreos 3:1-2). Jesús experimentó años de silencio en su vida. Luego de su nacimiento, no se sabe nada de su vida hasta los doce años. Posteriormente tampoco se sabe nada sobre el hasta que tuvo treinta años. Durante esos años la Biblia dice que fue fiel (Lc. 2:40, 52)

PRUEBA # 6: LA PRUEBA DE FRUSTRACIÓN

Esta prueba el nivel de prioridades espirituales que tenemos. Esta prueba sirve PARA QUE VOLVAMOS A EXAMINAR NUESTRAS PRIORIDADES ESPIRITUALES.

En 2 Corintios 11:17 Pablo habla “como en locura”. Esta expresión significa que él hablaba como un hombre frustrado. A partir del v.22 leemos todas aquellas cosas que le habían causado frustración su andar ministerial:

“¿Son hebreos? Yo también, ¿Son Israelitas? Yo también. ¿Son descendientes de Abraham? También yo. ¿Son ministros de Cristo? (como Si estuviera loco hablo) Yo más; en trabajos Más abundante; en azotes sin número; en Cárceles más; en peligros de muerte muchas Veces. De los judíos cinco veces he recibido Cuarenta azotes menos uno. Tres veces he sido Azotado con varas; una vez apedreado; tres Veces he padecido naufragio; una noche y Un día he estado como naufrago en el mar; En caminos muchas veces; en peligros de ríos; peligros de ladrones, peligros de los De mi nación; peligros de los gentiles; Peligros en la ciudad; peligros en el desierto; Peligros en el mar; peligros en entre falsos hermanos; en trabajo y fatiga, en muchos Desvelos, en hambre y sed, en muchos ayunos, En frío y en desnudez; y además de otras cosas, Lo que sobre mí se agolpa cada día, la preocupación Por todas las iglesias…”

La prueba de la frustración es para que aprendamos a ver lo espiritual, no lo temporal. La prueba de la frustración viene para cambiar nuestra visión y óptica espiritual.

2 Corintios 4:8-9 y 18 dicen:

“que estamos atribulados en todo, mas no angustiados; en apuros, mas no desesperados; perseguidos, más no desamparados; derribados pero no destruidos…no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven, pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas.”

PRUEBA # 7: LA PRUEBA DEL DESÁNIMO

Esta prueba la autenticidad de nuestro llamado. Esta prueba sirve PARA ENFOCARNOS EN EL LLAMADO DE DIOS.

Atravesaremos circunstancias, en las cuales le pediremos a Dios que nos quite la vida, que nos saque de este mundo. ¿Sabe una cosa? Esto le paso al profeta Elías. Leemos en 1 Reyes 19:2-4:

“Entonces envió Jezabel a Elías un mensajero, diciendo: Así me hagan los dioses, y aun me añadan, si mañana a estas horas yo no he puesto tu persona como la de uno de ellos. Viendo, pues, el peligro, se levantó y se fue Para salvar su vida, y vino a Beerseba, Que está en Judá., y dejo allí a su criado. Y él se fue por el desierto un día de camino, Y vino y se sentó debajo de un enebro; y Deseando morirse, dijo: Basta ya, oh Jehová, quítame la vida…”

El profeta amenazado por esta mujer diabólica, estaba atravesando la prueba de desánimo y quería realmente morirse. En los vv. 9-13 vemos que cuando se metió en una cueva, vino palabra de Dios y se le manifestó. Lo interesante aquí no es que Dios le dijo – Bueno, quédate aquí a descansar, etc – En el v.13 el Señor le dice: “¿Qué haces aquí Elías?” En el v. 14 Elías deprimido le da sus explicaciones y el Señor le responde en el v.15” “Ve, vuélvete por tu camino”. Dios le estaba diciendo: – Sigue trabajando como hasta ahora, no te detengas por nada”. Elías obedeció y siguió su camino sirviendo a Dios.

El desánimo se vence siguiendo con el trabajo que Dios nos ha encomendado, haciendo lo que veníamos haciendo, sin detenernos. Cuando venga la prueba del desánimo, no te rindas, enfócate en el llamado de Dios y cumple tu ministerio a pesar de la oposición presente.

Cuando David quiso pelear contra Goliat (1 Sa. 17:33-37) no recibió aliento ni animo de nadie. Todos lo desanimaron diciendo que no podría matar al gigante. Otro caso lo encontramos en 1 Reyes 18 y 19 donde Elías se desanimó. Tras vencer el solo a 450 sacerdotes de Baal en el Monte Carmelo, recibe la amenaza de Jezabel. Si leemos detenidamente el pasaje nos daremos cuenta que Elías estaba realmente cansado.

Durante el cansancio, el desánimo se agranda. Elías necesita un buen descanso y una buena comida. Note que dijo que se quería morir. Esto nos enseña que aun los “grandes” de Dios se desaniman. Cuando nos desanimemos, descansemos y comamos pero también busquemos a otros para que nos apoyen en oración. El desánimo no cambia las circunstancias, sino que hace que las veamos más oscuras de lo que son en realidad.

PRUEBA # 8: LA PRUEBA DE GUERRA

Esta prueba nuestro nivel de valentía. Esta prueba sirve PARA DESARROLLAR NUESTROS MUSCULOS ESPIRITUALES Y HACERNOS MAS FUERTES EN BATALLA.

Este será un tiempo donde el enemigo peleara con nuestras mayores debilidades, que pensábamos que estaban sepultadas. Él quiere operar a través de ellas para contaminarnos y eliminarnos de la carrera de un solo golpe.

Gálatas 5:16 dice que debemos andar en el Espíritu Santo, vivir en el Espíritu Santo continuamente. ¡Esa es la única manera de vencer esta prueba!

Nunca nos olvidemos que fuimos liberados del poder y dominio del pecado pero no de nuestra carne, de nosotros mismos. Tenemos que aprender a crucificar aquellas cosas carnales de nuestra vida que quieren resurgir luego de años. Es por eso que Pablo le dijo al joven Timoteo “Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina” (1 Timoteo 4:16).

Hebreos 5:14 dice que tenemos que aprender a ejercitar continuamente nuestra vida cristiana, es decir, permanecer una y otra vez en el Espíritu de Dios.

PRUEBA # 9: LA PRUEBA DE LA VISIÓN

Esta prueba la clase de vida de oración que tenemos. Esta prueba sirve PARA FORTALECER NUESTRA VIDA DE ORACIÓN.

Nehemías estaba edificando el gran templo de Dios y cuando empezó a cumplir la visión que Dios le dio, fue probado con el propósito de ser fortalecido en su vida de oración (Lee Nehemías 1:1-11; 2:1-6; 4:6-16).

En Habacuc 2:1-4 leemos:

“Sobre mi guarda estaré, y sobre la fortaleza afirmare el pie, y velare para ver lo que se me dirá, y que he de responder tocante a mi queja. Y Jehová me respondió, y dijo: Escribe la visión, y declárala en tablas, para que corra el que leyere en ella. Aunque la visión tardara aun por un tiempo, más se apresura hacia el fin, y no mentira; aunque tardare, espéralo, porque sin duda vendrá, no tardara. He aquí que aquel cuya alma no es recta se enorgullece; mas el justo por su fe vivirá.”

Puntos importantes sobre la visión que Dios nos ha dado:

1. Tiene que ser clara y sencilla, específica y fácil de explicar

2. Hay que escribirla

3. Hay que correr o avanzar, esto es, empezar a moverse por fe hacia la visión.

4. Tener fe. Siempre tiene que estar presente para ver cumplida la visión de Dios. No rendirse jamás hasta recibir lo que Dios nos ha dicho.

PRUEBA # 10: LA PRUEBA DE LA PROMOCIÓN

Esta prueba si le dejamos a Dios que nos promueva o lo hacemos por nosotros mismos. Esta prueba SIRVE PARA FORTALECER NUESTRA POSICIÓN EN DIOS.

El Salmo 75:5-7 dice:

“No hagáis alarde de vuestro poder; No habléis con cerviz erguida. Porque ni de oriente ni de occidente, Ni del desierto viene el enaltecimiento (o promoción). Mas Dios es el juez; a este humilla, y a aquel enaltece (promueve).”

No exaltemos nuestros dones y ministerio, dejemos que Dios lo haga en Su tiempo. Abimelec en un ejemplo claro de lo que estamos hablando (Jueces 8:30-9:24. Fue hijo de Gedeón (de otra mujer), mato a sus hermanos (9:50-57) pero luego fue matado el por una mujer. Abimelec se promovió a sí mismo y fue matado por una mujer.

Nuestra promoción es probada cuando el enemigo y otros nos recuerdan algo que no tenemos, que nos falta. A Abimelec le dijeron: – Aquí esta lo que a ti te falta, ve por ella -, pero él no tenía el derecho de recibirlo de parte de Dios.

La gente que se promueve a si misma dice: – Yo no tuve la promoción, así que la voy a buscar por mí mismo -. Hacer esto es caer en desgracia, ser asesinado y perder todo.

Dios es el único que nos señala y unge para la promoción, por eso permite que antes venga esta prueba. Cuando el tiempo pasa y nuestra promoción no llega de Dios, podemos cometer el error de querer promoverla por nosotros mismos.

Cuando sea el tiempo de Dios, Él nos ungirá con el CUERNO de aceite, no con una copa o redoma. Samuel ungió a Saúl con una copa o redoma, no con un cuerno de aceite (1 Samuel 10:1) Esto proféticamente significaba que iba a terminar mal, en juicio. En Apocalipsis 16:1 y 21:9 las copas son utilizadas para derramar juicio. En cambio, el cuerno habla de bendición. David fue ungido con un cuerno de aceite (1 Samuel 16:1,13). La persona que se promueve a si misma se está ungiendo con la copa de ira y su ministerio y vida terminaran en juicio, destrucción.

Para tener raíces profundas espirituales,  necesitamos años de entrenamiento y pruebas de parte de Dios. Uno no puede ir más lejos en el servicio a Dios hasta que no haya ido primero más profundo con el Señor.

¿Anhelas ser de aquellos que son utilizados por el Señor?

Entra en el enlace de abajo:

Check Also

¡NO TE DEJES VENCER POR EL ESPÍRITU DE TEMOR!

Por Ritchie Pugliese La Palabra de Dios dice en 2 Corintios 2:11 que no ignoremos …

CÓMO ENTRAR EN UN NUEVO NIVEL ESPIRITUAL

Recopilado y ampliado por Ritchie Pugliese En Lucas 16:10-12 leemos: “El que es fiel en …

Leave a Reply

Your email address will not be published.