DAR GRACIAS POR TODO

Por Ritchie Pugliese

1 Tesalonicenses 5:18 dice: “Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús, como una invitación para ser personas agradecidas.”

La palabra “todo” significa según el diccionario de la RAE “entero en su totalidad”. Entonces lo que la Palabra nos anima es a dar gracias por todo… y eso incluye tanto lo bueno como lo malo.

¿Cómo voy a dar gracias por lo malo?… esa es la duda que muchos se formulan. Normalmente uno da gracias por recibir o tener algo bueno, pero dar gracias por lo malo?

Lo que confunde a algunos creyentes no es la importancia de dar gracias, de ser agradecidos sino de “dar gracias en todo, incluido lo malo”.

Debemos entender las dos dimensiones de la acción de gracias:

  1. Dar gracias por lo bueno, significa ser agradecidos al Señor como así también a otros que nos bendicen, favorecen y ayudan. Esta clase de agradecimiento es gozoso, alegre porque viene acompañado de bendiciones.
  2. Dar gracias por lo malo, y aquí está la clave, no significa agradecer por lo malo que nos sucede. Significa que a pesar de estar atravesando lo malo, damos gracias a Dios porque él está con nosotros en medio de la lucha, el problema o la prueba para fortalecernos y darnos una salida. Somos agradecidos por su fiel compañía en la adversidad, lo cual nos garantiza el cumplimiento de su voluntad en nuestras vidas.

¿Por cuáles motivos tienes que agradecer hoy? Quizás en este tiempo no sea por bendiciones tangibles que hayas recibido, ya que te encuentras en situaciones difíciles, pero que bien le hace a nuestro espíritu darle gracias a Dios en todo tiempo, porque él es el que tiene el control y está sentado por siempre en su trono reinando con poder y autoridad.

Te invito en este momento a darle gracias a Dios. Si no sabes cómo hacerlo, aquí te sugerimos la siguiente oración:

“Señor, gracias por todo lo bueno que he recibido y estoy recibiendo en este tiempo, lo cual viene de tu mano poderosa para bendecirme; pero también en esta hora difícil de mi vida te doy las gracias porque sé que no estoy solo en mis pruebas presentes. Tú estas conmigo, lo cual significa que me ayudarás a superar este momento. Recibe toda la gloria ahora y siempre. Amén”

 

 

Check Also

CÓMO BATALLAR POR NUESTRA SANIDAD – Parte 2 –

  Importante: Si no has leído la Parte 1, puedes hacerlo ahora entrando en el …

DIFERENCIAS ENTRE EL LIDERAZGO ESPIRITUAL Y EL NATURAL

Por Ritchie Pugliese Mucho se ha dicho acerca del liderazgo en la Iglesia, pero nunca …