¿SOMOS EL RECIPIENTE ADECUADO PARA QUE DIOS NOS LLENE DE SU PRESENCIA?

Recopilado por Ritchie Pugliese

En el pasaje de 2 Reyes 4:1-7 podemos obtener una lección muy importante acerca de la llenura del Espíritu Santo. El pasaje dice lo siguiente:

“Una mujer, de las mujeres de los hijos de los profetas, clamó a Eliseo, diciendo: Tu siervo mi marido ha muerto; y tú sabes que tu siervo era temeroso de Jehová; y ha venido el acreedor para tomarse dos hijos míos por siervos. 2 Y Eliseo le dijo: ¿Qué te haré yo? Declárame qué tienes en casa. Y ella dijo: Tu sierva ninguna cosa tiene en casa, sino una vasija de aceite. 3 Él le dijo: Ve y pide para ti vasijas prestadas de todos tus vecinos, vasijas vacías, no pocas. 4 Entra luego, y enciérrate tú y tus hijos; y echa en todas las vasijas, y cuando una esté llena, ponla aparte. 5 Y se fue la mujer, y cerró la puerta encerrándose ella y sus hijos; y ellos le traían las vasijas, y ella echaba del aceite. 6 Cuando las vasijas estuvieron llenas, dijo a un hijo suyo: Tráeme aún otras vasijas. Y él dijo: No hay más vasijas. Entonces cesó el aceite. 7 Vino ella luego, y lo contó al varón de Dios, el cual dijo: Ve y vende el aceite, y paga a tus acreedores; y tú y tus hijos vivid de lo que quede.”

El aceite es una figura de la presencia del Espíritu Santo que se derrama sobre la vasija, que es el creyente en Cristo.

¿Qué lecciones aprendemos en este pasaje, acerca de la llenura del Espíritu Santo?

1. Es necesario una vasija donde se derrame el aceite. El profeta Eliseo le dijo a la viuda “Él le dijo: Ve y pide para ti vasijas prestadas de todos tus vecinos, vasijas vacías”

2. La vasija debía estar vacía. El mismo versículo dice: “Él le dijo…vasijas vacías”. Dios no puede llenar lo que está lleno, sino lo que está vacío. Muchas veces nuestras vidas están llenas de cosas que impiden que la presencia del Espíritu Santo se derrame y nos llene hasta desbordar. ¿Hay algo de lo que tenemos que vaciarnos?

3. La vasija tiene que estar abierta. Si doy vuelta la vasija, cuando se derrame el aceite no va a entrar en la vasija, se derramará afuera. Existen cristianos que por uno y otro motivo, se cierran y no reciben nada de parte de Dios. ¿Estamos abiertos o cerrados al mover del Espíritu Santo?

4. La vasija tiene que estar en la posición correcta. Muchos cristianos se ponen nerviosos, y están tensionados en el momento de ser llenos del Espíritu Santo. Ellos quieren experimentar “algo” y se apresuran, pero lo único que hacen es entorpecer el obrar de Dios. ¿Estamos bien posicionados?

5. Las vasijas tienen un agujero en la parte de abajo. ¿Qué significa esto? Que tarde o temprano el aceite derramado se evaporará. ¿Qué quiere decir esto? Que la llenura del Espíritu Santo es mucho más que una experiencia de un día determinado, es una manera continua de ser llenados. Por eso el pasaje de Efesios 5:18 dice “Sed llenos del Espíritu Santo”. Esa expresión en el original griego es “continúen siendo llenos todo el tiempo”, dando a entender la necesidad continua de ser llenos del Espíritu Santo. ¿Le hemos pedido hoy al Señor que nos llene con su Espíritu Santo o nos olvidamos?

Muchos creyentes han sido llenos del Espíritu Santo en alguna oportunidad, ¡y creen que con eso es suficiente para toda la vida Cristiana! ¿Se imagina pretender manejar un auto por muchos años haciendo una sola carga de combustible? Muchos viven así su vida espiritual, por eso no pueden experimentar lo prometido en la palabra de Dios: La llenura gloriosa del Espíritu Santo. ¡Practiquemos lo que dice la Palabra de Dios y experimentaremos la vida cristiana bendecida, conquistadora, victoriosa, llena del Espíritu Santo!

Check Also

¿QUÉ ES EL ESPÍRITU DE MAMÓN EN LA BIBLIA?

Por Ritchie Pugliese Para operar con la unción de riqueza de un modo eficaz es …

¿QUÉ DICE LA BIBLIA SOBRE LA TRANSFERENCIA DE RIQUEZAS?

Por Ritchie Pugliese Con el tema “prosperidad” en la Iglesia se han cometido demasiados “errores …

Leave a Reply

Your email address will not be published.