Recopilado por Ritchie Pugliese

Hoy en día utilizamos casi sin pensar y decimos rápidamente “vamos a alabar a Dios” o hablamos de la “alabanza” a Dios, pero para poder entender realmente el alcance y lo que significa bíblicamente la alabanza a nuestro Dios debemos remontarnos al Antiguo Testamento, más precisamente al pueblo elegido de Dios, Israel.

Como la mayoría sabemos por lo que dice el Antiguo Testamento, había 12 tribus y una de ellas era la tribu de Judá. Esta tribu es una de las más importantes, pues de esta tribu salió David, y luego el Mesías, Jesucristo.

El símbolo de esta tribu era un león. Por eso la Biblia menciona al Señor como el León de la tribu de Judá.

Judá era la tribu donde Dios establecía su presencia. El nombre de esta tribu viene de uno de los cuatro hijos que Jacob tuvo con Lea (Génesis 29:31-35). Cuando ella lo dio a luz dijo “Esta vez voy a alabar al Señor”.

(Es interesante notar que de la tribu de Judá sale el nombre “judío”, así que cuando mencionamos esta palabra, en realidad estamos usando el nombre que se originó con el cuarto hijo de Lea).

La palabra “Judá” se la traduce generalmente como “alabanza” y viene de la palabra hebrea “yadah” que significa: “alabar, dar gracias, glorificar y reconocer a Dios”. Yadah es un cuadro que refleja una clase específica de alabanza. Yadah viene de la palabra hebrea “yad” (que significa “mano”) y originalmente significa: “levantar o extender las manos hacia el Señor”. De allí viene la frase “alabar a Dios con las manos levantadas o en alto”.

Yadah grafica una de las expresiones más bellas y significativas de la alabanza. Es el cuadro que refleja a un niño que viene corriendo buscando los brazos de su madre y le pide su cariño y protección.

Yadah también refleja en el hebreo a las manos como un símbolo de fuerza y poder, así que levantar las manos a Dios significa poner en Sus manos nuestras fuerzas y habilidades. ¡Cuando un judío oía el nombre “Judá”, todo lo que acabo de mencionar le venía a la mente y sabía cómo alabar a Dios!

Judá, entonces, representaba la alabanza. El pueblo de Dios siempre fue un pueblo de alabanza. Ellos debían ser los que mantuvieran la presencia de Dios en la tierra por medio de la alabanza. Ellos fueron creados por Dios para ser una alabanza y una bendición al mundo entero.

Así que por lo que estamos viendo, los judíos conocían mejor que ninguno el tema de la alabanza.

El pueblo de Dios utilizaba muchas palabras para definir la palabra “alabanza”. Hoy nosotros solo decimos, “vamos a alabar al Señor, pero en el contexto hebreo existen lo que yo llamo las 15 dimensiones de la alabanza, la cual por cierto, siguen vigente hoy para nosotros los creyentes en Cristo Jesús.

Veamos entonces las 15 dimensiones de la alabanza:

1. YADAH

De allí viene la palabra “Judá” y como ya hemos visto significa levantar las manos en alabanza, dar gracias, reconocer las obras de Dios.

2. TOWDAH

Significa “extender las manos”, para agradecer, dar una ofrenda de acción de gracias, y alabar la bondad de Dios.

3. BARACK

Viene de la palabra utilizada para arrodillarse, y significa arrodillarse, postrarse, bendecir, saludar.

4. RUAH

Significa “romper o quebrar la tierra” con un sonido fuerte. Se refiere a hacer un ruido muy fuerte para gritar, sonar las trompetas y hacer un ruido gozoso.

5. TERUAH

También se refiere a quebrar la tierra con un sonido fuerte. Se refiere como si fuera una alarma o llamada, una señal y gritos de gozo.

(Importante: RUAH Y TERUAH eran alabanzas claves para traer la presencia de Dios).

Leemos en 1 Crónicas 15:28 “De esta manera llevaba todo Israel el arca del pacto de Jehová, con júbilo (Teruah) y sonido de bocinas y trompetas y címbalos, y al son de salterios y arpas.”.

Leemos también en 1 Samuel 4:5-7: “Aconteció que cuando el arca del pacto de Jehová llegó al campamento, todo Israel gritó (Ruah) con tan gran júbilo (Teruah) que la tierra tembló. Cuando los filisteos oyeron la voz de júbilo, dijeron: ¿Qué voz de gran júbilo es esta en el campamento de los hebreos? Y supieron que el arca de Jehová había sido traída al campamento. Y los filisteos tuvieron miedo, porque decían: Ha venido Dios al campamento. Y dijeron: ¡Ay de nosotros! pues antes de ahora no fue así.”

6. HALAL

Esta palabra viene de la raíz “gloriarse”. Implica gloriarse en el Señor y alabarlo con una celebración descontrolada. Parecer un “tonto” alabando en una fiesta. Esta palabra está asociada con el ministerio de los Levitas quienes alababan y adoraban a Dios día y noche (1 Crónicas 23:30). Toda la creación es invitada a unirse en alabanza a Dios (Salmos 48) y los instrumentos musicales eran utilizados para incrementar la intensidad de la alabanza a Dios (Salmo 150).

7. HALLELUJAH        

Deriva de la palabra “Halal”. Es una exhortación a entrar en una alabanza (halal) descontrolada para Dios (Yah).

8. TEHILAH

Significa cantar alabanzas. Era utilizada especialmente para las canciones de adoración y acción de gracias (Salmo 22:3, donde Dios es entronado en las alabanzas (tehilah) de su pueblo). Esta es la palabra hebrea para el libro de los Salmos.

9. MECHOLAH

Significa danzar. Danzar es una celebración gozosa donde el cuerpo se mueve al ritmo de la alabanza a Dios. Puede ser hecha en forma individual o grupal.

10. ZAMAR

Significa tocar las cuerdas de un instrumento musical para hacer música para Dios. Es alabar a Dios con la voz y con instrumentos musicales a la misma vez.

11. GADAL

Significa magnificar, describir la grandeza de Dios.

12. SHIR

Es una canción de alabanza vocal.

13. SHABACH

Significa gritar y alabar a viva voz.

14. RUM

Esta palabra viene de la raíz “alto, altura” y significa glorificar, exaltar y ensalzar a Dios.

15. RANAN

Significa “llorar y gritar a la vez de gozo”, Implica una expresión de gozo, regocijo y jubileo.

Ahora bien, con todas estas palabras ¿qué les quería enseñar el Señor?

Dios les estaba mostrando el camino para que viniera su presencia a la tierra. En el Salmo 100:4 leemos: “Entrad por sus puertas con acción de gracias, Por sus atrios con alabanza, Alabadle, bendecid su nombre.”. Si queremos entrar en la presencia de Dios la clave es alabar.

En el original hebreo este versículo tiene un significado más profundo y se utilizan cuatro diferentes palabras: Entrad por sus puertas con acción de gracias (Towdah), por sus atrios con alabanza (Tehilah); Alabadle (Yadah), bendecid (Barak) su nombre. “”

¡La presencia de Dios, Su Gloria siempre habita entre las alabanzas de su pueblo! (Salmo 22:3).

¿Puede entender ahora lo que significa alabar a Dios como lo enseña la Palabra de Dios?

¡Entremos en un nuevo nivel espiritual, nuestra vida personal y en la congregación local, utilizando las 15 dimensiones de la alabanza y Dios será glorificado y Su poder será increíblemente manifestado!

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Follow us: