LIBERTAD DE TODA CLASE DE POBREZA

Por Ritchie Pugliese

La pobreza ha sido siempre un flagelo muy temido por la gente, del cual nadie quiere padecer. Es una fuerza opresora que trae escasez, miseria y todo tipo de cosas negativas. Ella es considerada un mal del cual ninguno quisiera verse afectado.

Cuando miramos las estadísticas, encontramos a muchos países oprimidos por la pobreza (1). Cuando decimos que un país es “pobre”, en realidad lo que estamos diciendo es que la mayoría o gran parte de sus habitantes carecen de las cosas básicas y esenciales para vivir dignamente. El diccionario de la RAE define a la “pobreza” como “Falta, escasez”. La palabra “escasez” a su vez significa: “falta de lo necesario para subsistir”.

(1) Fuente: https://cemeri.org/enciclopedia/e-paises-mas-pobres-mundo-dv

Basados en estas definiciones, podríamos decir que en términos generales la pobreza es la carencia de las cosas básicas necesarias e indispensables para vivir bien y en plenitud.

El alcance de la pobreza

Leyendo el artículo: “La mitad de la población mundial vive con menos de US$6,85 por persona al día”, donde el autor comenta que a la pobreza debemos analizarla más allá de la carencia económica, si bien está incluida (2), trajo a mi memoria que existen diferentes tipos de pobreza, más allá de la económica.

Es verdad, mayormente cuando pensamos en una persona pobre solo pensamos en carencias materiales pero el alcance de la pobreza va mucho más allá como veremos a continuación:

(2) Fuente: https://blogs.worldbank.org/es/opendata/es-mucho-mas-que-dinero-se-deben-medir-todas-las-dimensiones-de-la-pobreza
https://blogs-worldbank-org.translate.goog/developmenttalk/half-global-population-lives-less-us685-person-day?_x_tr_sl=en&_x_tr_tl=es&_x_tr_hl=es&_x_tr_pto=rq#:~:text=Almost%20a%20quarter%20of%20the,Poverty%20and%20Shared%20Prosperity%20report.
  1. Pobreza Material

Como mencionamos recién, cuando hablamos de pobreza estamos diciendo que implica la carencia de cosas y recursos. Pobreza es vivir por debajo de lo básico y necesario para vivir con dignidad. Implica escasez de recursos o directamente no tener recursos. El siguiente ejemplo grafica la idea de pobreza material: Si necesitamos ir al mercado a comprar alimentos por un valor de 100 dólares, y tenemos en nuestra billetera 100 dólares, tenemos lo suficiente. Si tenemos 200 dólares tenemos abundancia. Si tenemos 30 dólares estamos en escasez pero si no tenemos ni un centavo directamente estamos inmersos en la pobreza.

A continuación detallo brevemente los otros tipos de pobreza que podemos padecer:

  1. Pobreza Moral

Existe un dicho que dice: “algunas personas son tan pobres que lo único que tienen es dinero”. ¡Gran verdad que refleja una triste realidad! No sé por cual motivo hemos pensado que ser pudiente significa tener buena moral o calidad de vida. La realidad nos dice que las personas pudientes no siempre son las mejores personas, ni tienen todos una excelente conducta. Muchos, a pesar de la opulencia, tienen vidas complicadas, de malas conductas y prácticas, donde predominan la falta de valores y ética, donde la mentira, la falta de respeto, violencia, libertinaje, corrupción y deshonestidad están a la orden del día.

  1. Pobreza Social

El lugar donde hemos vivido, creamos o no, nos ha dejado una huella que puede ser positiva o negativa. En ese ámbito aprendimos a ver la vida desde una óptica, que en muchos casos no ha sido la mejor, ya que no es lo mismo haber nacido y vivido en un barrio lujoso con calles asfaltadas y todo limpio alrededor que haber vivido en un barrio con calles de barro, con la basura desparramada por todos lados. No es lo mismo haber vivido en una casa con los servicios básicos (agua, luz) e higiene, que en una casa precaria con carencias diversas y mucha suciedad. En la pobreza social, salvo excepciones, abundan los malos hábitos, costumbres, violencia, maltratos de la gente, y falta de buenos modales.

  1. Pobreza Cultural

La pobreza cultural tiene dos vertientes: 1) La falta de recursos puede impedir que nos desarrollemos y avancemos en la vida, como ser, no tener dinero para cursar estudios superiores a fin de obtener un oficio o un título universitario para dar un salto de calidad de vida, y 2) La pobreza cultural vive rodeada de una atmósfera donde se menosprecia el esfuerzo y el trabajo dedicado. No se considera al estudio y la capacitación como una manera de avanzar en la vida. Se tiene el concepto del dinero “rápido y fácil” obtenido mayormente por medios ilícitos.

  1. Pobreza espiritual

Si bien bíblicamente hablando la pobreza espiritual es una virtud que demuestra nuestra necesidad de Dios como lo afirma Mateo 5:3 “Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos”, en el sentido general que estamos hablando en este artículo, la otra pobreza espiritual es vivir por debajo de lo que Dios quiere en su palabra. Significa vivir con menos de todo lo hermoso que Dios ha preparado para nosotros. Significa vivir como mendigos espirituales cuando tenemos la posibilidad de ser enriquecidos con los bienes eternales.

  1. Pobreza física

La pobreza física es la incapacidad de encontrar un punto donde vivamos saludablemente. Está en forma directa e indirecta asociada a la pobreza material o falta de recursos, ya que cuidar el cuerpo y la salud requiere una mayor inversión. La pobreza física viene asociada además con el descuido físico, debido a la mala alimentación, poco o nada de ejercicio, no tomar vitaminas y descuido de la estética, sumada a la higiene. En síntesis, es la dejadez física en todos sus sentidos por negligencia propia o carencia de recursos.

  1. Pobreza Mental

La pobreza mental es la falta de desarrollo de la inteligencia. Ella viene por muchas causas, entre ellas, la poca disposición y disciplina de ejercitar la mente para ampliar conocimientos, pensar, idear, crear por uno mismo, la poca disposición a desarrollar la mente a través de la lectura y el estudio. También, es la incapacidad de decidir pensar por uno mismo y, sea por la fuerza o decisión propia, permitir que otros piensen por nosotros y nos impongan su manera de pensar. La fragilidad mental transforma a las personas en débiles, faltos de carácter, emocionalmente muy sensibles a todo lo que les rodea, especialmente si es negativo. Son personas fáciles de dominar y doblegar.

Es posible vivir libres del alcance de toda pobreza

La respuesta a todo lo que hemos visto se resume en una sola palabra: Jesucristo. La Biblia en 2 Corintios 2:8-9 lo dice muy bien: “Porque ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos.”

Este poderoso pasaje revela que cuando Jesús fue a la cruz del calvario, hubo una propuesta de intercambio entre él y nosotros: Jesús nos entregó su riqueza (total) para que nosotros le entreguemos nuestra pobreza (total).

Jesucristo cargó en la cruz del calvario la pobreza en su sentido general, para que podamos ser libres y tener una vida plena y abundante. Juan 10:10 revela esta gran vedad: “El ladrón (figura del diablo) no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo (Jesús) he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.”

El comienzo de la salida de toda pobreza comienza cuando atravesamos la puerta llamada Jesucristo. Ese es el primer paso para ser libres de toda pobreza. Juan 10:9 Jesús dijo: “Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos.” Para ser libres de toda pobreza el único camino se llama Jesucristo. Luego de atravesar la Puerta, que es Cristo, comenzará un proceso de renovación y cambio al ser entrenados con la Palabra de Dios acerca de sus principios transformadores y nuestra disposición a cambiar nuestra manera de pensar.

¿Has elegido hoy, y tomado la decisión en un acto de fe, de entregarle toda tu pobreza al Señor para que la puedas reemplazar con su riqueza divina? ¿Te has vaciado interiormente de toda pobreza que te ha maniatado por tanto tiempo para dar lugar a que el Señor derrame sobre ti la libertad de su riqueza?

Esto es una decisión voluntaria que cada uno debe tomar y por cierto no es obligatoria. Hemos sido creados como seres con libre albedrío para elegir lo que consideremos mejor… ¡y no tengas dudas que Jesucristo es la mejor  opción!

Check Also

EL APETITO Y LA SACIEDAD ESPIRITUAL

Por Ritchie Pugliese El Salmo 42:1 dice: “como el siervo brama por las corrientes de …

LA MASCULINIDAD SEGÚN EL DISEÑO DIVINO CREACIONAL

  Recopilado y ampliado por Ritchie Pugliese Vivimos en una sociedad donde de manera directa …