La unción intercesora de Isacar

Recopilado por Ritchie Pugliese

En 1 Crónicas 12:32 leemos que en las tribus de Israel, había una especial que tenía una unción profética: “De los hijos de Isacar, doscientos principales, entendidos en los tiempos, y que sabían lo que Israel debía hacer, cuyo dicho seguían todos sus hermanos.” Isacar era una tribu profética.

En 2 Crónicas 20:20 leemos también: “Creed en Jehová vuestro Dios, y estaréis seguros; creed a sus profetas, y seréis prosperados.

La profecía para Dios siempre fue algo importante como leemos también en 1 Corintios 14:1 “Seguid el amor; y procurad los dones espirituales, pero sobre todo que profeticéis.”, 1 Tesalonicenses 5:20 dice: “No menospreciéis las profecías.”

Lo interesante de la tribu de Isacar, era que además era una tribu que tenía una unción para la intercesión.

Significados de la palabra “intercesión”

La palabra “intercesión” deriva de dos palabras latinas: “Inder” = “en el medio” y “Cedere” = ir, lo cual da su significado: “ir para estar en el medio o ponerse en la brecha”.

También la palabra “intercesión” en el griego tiene dos palabras: 1) “Entuchano” = Suplicar y 2) “Huperentuchano” = “Suplicar por el bien de…”. Ambas palabras salen de la raíz de la palabra “teko” que significa: producir de la semilla, como una planta da fruto, o una madre da a luz. También significa estar en trabajo de parto.

Entonces, intercesión significa “suplicar por el bien de otro para dar a luz lo que Dios ha plantado”.

La palabra hebrea para interceder es “Paga” y significa = “reunirse con, estar en el medio, suplicar, golpear y dar en el blanco

El proceso de la intercesión

  • El primer paso es encontrarse con Dios;
  • Dios revela su voluntad en el cielo para que sea “bajada” o traída a la tierra;
  • Esto es llamada “carga intercesora” donde Dios deposita la carga espiritual en nuestro corazón y te pide que la hagas real a través de la oración.
  • Esta es la meta de la intercesión. El Señor nos asigna a estar en la brecha entre el cielo y la tierra en cualquier lugar donde su voluntad no está siendo hecha. Esto significa tener que confrontar y resistir al enemigo.
  • Esto nos lleva a la última fase de la intercesión que es “golpear y dar en el blanco”. El Señor nos dará la estrategia para remover los obstáculos. Él nos mostrara lo que necesitaremos hacer. El vencerá al enemigo.

Esta es la diferencia entre la profecía y la intercesión. Los profetas escuchan a Dios y comienzan a DECLARAR lo que Dios le dice a la tierra. Los intercesores escuchan a Dios y comienzan a ponerse en la brecha para GUERREAR contra el enemigo con la revelación que Dios les ha dado.

La intercesión comienza con lo profético. Interceder es orar fervientemente por la carga que Dios puso en nuestro corazón. Uno no puede interceder sin oír a Dios, si bien puedes siempre orar, pero no puedes interceder hasta que hayas oído a Dios. La intercesión es llevar la carga de Dios.

¿Por qué decimos que Isacar era una tribu intercesora, además de profética?

La profecía de Jacob sobre Isacar in Génesis 49:15 (NVI) revela eso: “Al ver que el establo era bueno y que la tierra era agradable, agachó el hombro para llevar la carga y se sometió a la esclavitud.” La frase: “agachó el hombro para llevar la carga” es intercesión.

A Isacar se le dio una tierra fructífera y no iba a dudar de defenderla de los ataques del enemigo. Isacar iba a llevar la carga de Dios por la tierra, y esto a menudo implicaría una guerra. Isacar era una tribu valiente. En 1 Crónicas 7:2, 4 y 5  leemos que eran hombres “muy valerosos…, hombres de guerra y valientes en extremo”.  Tola (v.2) juzgó a Israel y la tierra descansó por 23 años (Jueces 10:1).

Entonces, Isacar fue una tribu profética e intercesora.

Vivimos en tiempos cuando Dios está llamando a su iglesia a ser como Isacar. ¡Él quiere levantar una generación de intercesores proféticos!

Ejemplos en la Palabra de Dios sobre lo que es la unción de intercesión de Isacar:

Tenemos dos ejemplos:

1. DÉBORA

Débora fue esposa y madre en Israel pero también fue levantada por Dios para ser una gobernadora. Ella fue profeta, poeta y cantante y líder militar. Ella guio a los ejércitos de Israel a la batalla.

¡Muchos creyentes no están muy de acuerdo con Débora, ya que creen que la mujer no puede desarrollar esa clase de dones en la Iglesia hoy, pero Dios la utilizó con gran poder!

Los sucesos de la vida de Débora tuvieron lugar en el territorio de Isacar. Leemos en Jueces 4:15 “Caudillos también de Isacar fueron con Débora; Y como Barac, también Isacar Se precipitó a pie en el valle. Entre las familias de Rubén Hubo grandes resoluciones del corazón.”

En esa época había un problema: Sisara, quien era la mano derecha de un guerrero terrorista cananita. Él tenía 900 carrozas de hierro, que eran las armas más modernas de la época. Fueron días terribles para Israel. Los caminos estaban abandonados. Los viajeros tomaron caminos sinuosos, el pueblo estaba desocupado. Durante 20 años, bandas de hombres de Sisera recorrieron la tierra en saqueándola. Muchos israelitas fueron asesinados. Los viajeros y los principales caminos no estaban a salvo. Los campos eran un desperdicio y estaban abandonados…Israel estuvo aterrorizado por 20 años como dice Jueces 4:3 “Entonces los hijos de Israel clamaron a Jehová, porque aquél tenía novecientos carros herrados, y había oprimido con crueldad a los hijos de Israel por veinte años.”…hasta que Dios le habló a Débora y le dijo: ¡El tiempo ha llegado!

Débora llamó a Barak para que guiara al ejército contra el enemigo. En respuesta a la palabra profética de Débora, Barak estuvo de acuerdo en guiar a Israel a la batalla, pero él le dijo que no iría a la guerra sin ella… ¡así que Débora lo acompañó!

Débora sabía que era el tiempo de Dios y por eso se iba a poner en la brecha. Cuando Débora le dijo a Barak que era tiempo de levantarse y pelear contra Sisara, ella estaba fluyendo con la unción profética de Isacar. Cuando ella le dijo  que estaba dispuesta a ir a la batalla con él, para ponerse personalmente en la brecha por la nación, ella estaba fluyendo con la unción intercesora de Isacar. Débora y Barak fueron a la batalla, Dios peleó en favor de ellos. Era el tiempo de Dios. Las estrellas del cielo y las fuerzas de la naturaleza pelearon contra Sisera. Una tormenta repentina arreció en el campo de batalla. Los ríos se desbordaron y Sisera con sus 900 carros fueron derrotados, Sisera huyo y fue asesinado. ¡Así se terminaron los 20 años de opresión!

Débora era una mujer profética que entendía los tiempos y sabía lo que Israel debía hacer, pero ella no solo le dio una palabra profética. Ella estuvo dispuesta como esposa y madre de Israel a poner en la brecha. Débora era una mujer con unción intercesora de Isacar.

2. NEHEMÍAS

Nehemías fue un oficial en la corte del Rey de Persia. En Nehemías capítulo 1 el recibe un reporte de la condición de la tierra de Israel. Los muros estaban caídos, sin protección (1:2-3) Cuando Nehemías oyó eso, el Espíritu Santo cayó sobre el poderosamente y recibió una carga de Dios. El lloro, ayuno y oro delante de Dios (v.4)

Esta historia se desarrolla en Nehemías capítulos 1 al 6. El relato nos dice que él se dispuso a ir a Jerusalén para levantar y edificar los muros de la ciudad, pero…había personas que se oponían como Sanbalat, Tobías, los árabes, los amonitas y los de Asdod (4:7). Ellos pelearon contra Jerusalén, pero Nehemías oro y puso guardas que vigilaran de día y de noche (4:9). Había reconstruido el muro y no quedaba ningún espacio entre ella. La muralla fue levantada en solo 52 días.

En los días de Nehemías los judíos estaban rodeados de enemigos quienes querían destruirlos (Nehemías 4:7). Jerusalén tiene un muro que los protegía de los enemigos, pero cuando fue conquistada por los babilonios, los muros fueron destruidos… ¡y estuvieron en esa condición por 160 años!… hasta que Dios puso una carga en Nehemías, una carga intercesora.

Cuando Nehemías recibió esa carga de parte de Dios, se transformó en un intercesor de Isacar. Él le pidió permiso al rey para ir a Jerusalén y reedificar los muros. Así que fue e hizo primero una evaluación de la situación (2:11 y siguientes). Necesitamos saber cuál es el problema antes de resolverlo. Luego, Dios le dio la estrategia. El relato dice que todos ayudaron y se transformaron en edificadores: los sacerdotes y gobernadores (3:1); los orfebres y los perfumistas (3:8); los padres y sus hijas (3:12); los sirvientes del templo (3:26) y los mercaderes (3:32). Ellos tuvieron que aprender otro oficio para poder ayudar. Nehemías puso supervisores con experiencia (3:5) que ayudaran a los voluntarios.

Todo esto no le gustó al enemigo, que se burlaba (2:19; 4:1,7-8). En Nehemías 4 el pueblo además tuvo que aprender a pelear porque el enemigo estaba enojado. Al enemigo no le gusta perder, así que Nehemías llamó a algunos para que se pusieran en la brecha en favor de los constructores. A medida que la construcción progresaba, la batalla se intensificaba, por eso Nehemías puso guardias, vigilias. Nehemías intercedía continuamente ante Dios como lo vemos en 1:11; 4:4 y 6:9. Él se había puesto en la brecha por todos.

¡Los muros fueron reedificados en 52 días luego de estar en ruinas por 160 años!

Esto es un ejemplo o un cuadro de lo que es la intercesión. Todo comenzó con una carga de Dios, luego Dios mismo le revelaría la estrategia. La gente se puso en la brecha por todos los demás. Cuando el enemigo atacó, los guerreros se pusieron en la brecha en favor de los constructores. Nehemías se puso también en la brecha por todos ellos.

¡Esta es la unción intercesora de Isacar, que la Iglesia necesita hoy! 

En este momento piensa en tu propia vida y ministerio: ¿Estás disponible para ser utilizado por Dios con la unción intercesora de Isacar?; piensa, si eres el pastor o uno de los líderes principales en tu congregación local: ¿Anhelamos ser utilizados por Dios con la unción intercesora de Isacar?  

Los conceptos de esta enseñanza bíblica pertenecen al Dr. Robert Heidler, Maestro del Ministerio Glory of Zyon Int’l, Corinth, Texas

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Follow us: