¡Las respuestas están en tu Biblia!

IMPORTANTE: Para realizar estas lecciones necesita tener a su lado una BIBLIA. Vaya leyendo paso a paso la lección y busque en su Biblia las respuestas. Al final del capítulo están las respuestas. Para una mejor comprensión, sugerimos hacer copia de papel de cada lección para escribir las respuestas.

LECCIÓN 11: EL PLAN DE DIOS PARA LA PROSPERIDAD

Introducción

A través de toda la Biblia, Dios promete bendecir y prosperar a aquellos que confían y sirven a Él. Para recibir las bendiciones materiales y financieras de Dios, debemos aprender a seguir la regla de fe de Dios, que es: “Dad, y se os dará” (Lucas 6:38). Comenzamos dándole a Dios la décima parte de todo lo que recibimos, en dinero o en lo que producimos. Esta décima parte, apartada para Dios, es llamado nuestro “diezmo”. Además del diezmo, traemos nuestras ofrendas a Dios, como el Espíritu Santo nos guíe. Cuando hacemos esto con fe, Dios abundantemente nos bendecirá y suplirá todas nuestras necesidades.

Tarea para memorizar: Mateo 6:33

(Repasar diariamente los versículos previos)

A. EJEMPLOS DE SIERVOS DE DIOS QUE FUERON PROSPERADOS

1. Cuando Dios le dio a Abraham victoria en la batalla, ¿Qué le dio Abraham a Melquisedec, sacerdote de Dios?

2. ¿Qué le dio Dios a cambio a Abraham? (Gen. 24:1)

3. ¿Qué 3 cosas Jacob quiso que Dios hiciera por él? (Gen. 28:20)

(1)

(2)

(3)

4. ¿Qué le prometió dar a cambio Jacob a Dios? (Gen. 28:22)

5. ¿Cómo trato Dios a Jacob en cambio? (Gen. 33:11)

6. ¿Qué clase de hombre era José? (Gen. 39:2)

7. ¿Cuál fue la razón de la prosperidad de José? (Gen. 39:2, 23)

8. ¿Qué 3 cosas Dios le ordenó a Josué acerca de Su ley? (Jos. 1:8)

(1)

(2)

(3)

9. ¿Qué le prometió Dios a Josué si él hacía estas 3 cosas? (Jos. 1:8)

10. ¿Qué le prometió David a Salomón si él obedecía todos los estatutos y juicios de la ley de Dios (1 Cron. 22:13)

11. Mientras Uzías buscaba al Señor, ¿Qué hizo Dios por él? (2 Cron. 26:5)

12. Cuando Ezequías buscó y sirvió a Dios con todo su corazón, ¿Qué le sucedió? (2 Cron. 31:21 y 32:30)

B. CONDICIONES Y PROMESAS DE PROSPERIDAD

13. Acerca de que clase de persona, Dios dice que “… todo lo que hace prosperará” (Sal. 1:3)

(a) Escriba abajo 3 cosas que esa persona NO debe hacer (Sal. 1:1)

(1)

(2)

(3)

(b) Escriba abajo 2 cosas que esa persona DEBE hacer (Sal. 1:2)

(1)

(2)

14. ¿De que 2 maneras Dios le dijo a Israel que le habían robado? (Mal. 3:8)

(1)

(2)

15. ¿Qué le sucedió a Israel como resultado de haberle robado a Dios? (Mal. 3:9)

16. ¿Cómo le dijo Dios a Israel que lo probaran (es decir, ponerlo a prueba? (Mal. 3:10)

17. ¿Qué le prometió Dios a Israel que El haría por ellos? (Mal. 3:10)

18. ¿Qué 2 cosas Cristo le dijo a los cristianos que debían buscar antes que las demás otras? (Mat. 6:33)

(1)

(2)

19. ¿Qué resultados Cristo promete que les seguirán? (Mat. 6:33)

20. Cuando damos, ¿Cuál será la medida de lo que recibiremos? (Lucas 6:38)

21. ¿Por cuál parámetro, Pablo dijo, cada cristiano debe valerse para saber cuánto debe apartar para Dios? (1 Co. 16:2)

22. ¿Por cuál propósito Cristo se hizo pobre? (2 Co. 8:9)

23. ¿Qué clase de persona Dios ama? (2 Co. 9:7)

24. Si deseamos cosechar generosamente, ¿Qué debemos hacer primero? (2 Co. 9:6)

25. Si la gracia de Dios abunda en nosotros, ¿Qué 2 resultados le seguirán?

(1)

(2)

26. ¿A qué clase de persona Dios no le quitará el bien? (Sal. 84:11)

27. ¿Qué clase de persona no tendrá (falta) de ningún bien? (Sal. 34:10)

28. ¿En qué se complace el Señor? (Sal. 35:27)

Tarea para Memorizar: Mateo 6:33

Escriba este versículo de memoria en un papel

RESPUESTAS

Preguntas y  Respuestas

1. Los diezmos de todo

2. Dios bendijo a Abraham en todas las cosas

3. (1) Estar con el

3. (2) Guardarlo en el camino que vaya

3. (3) Darle pan para comer y vestido para vestir

4. La décima parte de todo lo que Dios le de

5. Dios trató con gracia a Jacob

6. Un hombre próspero

7. El Señor estaba con él y le hizo prosperar

8. (1) Que no se aparte de su boca

8. (2) Que el meditara en ella de día y de noche

8. (3) Que él debía procurar hacer todo lo que está escrito en ella

9. Que Él le haría prosperar su camino y tener éxito

10. Entonces serás prosperado

11. Dios lo hizo prosperar

12. El prosperaba en todas sus obras

13. (a) (1) NO andar en consejos de malos

13. (a) (2) NO estar en el camino de los pecadores

13. (a) (3) NO sentarse en la silla de los escarnecedores

13. (b) (1) DEBE deleitarse en la ley del Señor

13. (b) (2) DEBE meditar en ella de día y de noche

14. (1) En diezmos (2) En ofrendas

15. Toda la nación fue maldecida con maldición

16. Trayendo todos los diezmos al alfolí

17. Abrir las ventanas de los cielos y derramar bendición hasta que sobreabunde

18. (1) El reino de Dios (2) La justicia de Dios

19. Todas las cosas materiales les serán añadidas

20. Con la misma medida con que nosotros medimos

21. Según Dios lo haya prosperado

22. Para que en su pobreza nosotros seamos enriquecidos

23. Un dador alegre

25. (1) Que tendremos siempre en todas las cosas todo lo suficiente

25. (2) Que abundaremos en toda buena obra

26. A los que andan en integridad

27. Los que buscan al Señor

28. En la paz (prosperidad) de su siervo

NOTAS

1-5. Note que la práctica del “diezmo” no comenzó con la ley de Moisés. La primera persona registrada en la Biblia como dador de diezmos fue Abraham. En Ro. 4:11-12 Abraham es llamado “padre de todos los creyentes…sino que también siguen las pisadas de la fe que tuvo nuestro padre Abraham.” Los creyentes que hoy dan sus diezmos a Dios están ciertamente “siguiendo las pisadas de la fe que tuvo nuestro padre Abraham.” Note también que el sacerdote a quien Abraham le dio el diezmo fue Melquisedec. En Heb. Caps. 5, 6, 7, se muestra a Cristo como nuestro gran “Sumo Sacerdote según el orden de Melquisedec.”. En calidad de Sumo Sacerdote, El recibe los diezmos de su gente.

Tanto Abraham y Jacob experimentaron las bendiciones materiales de Dios como resultado de diezmar. En Gen. 32:10 Jacob dice: “Con mi cayado, pase este Jordán, y ahora estoy sobre dos campamentos”. Cuando Jacob comenzó a dar los diezmos a Dios, él no era dueño de nada excepto de su cayado. Veinte años más tarde él fue cabeza próspera de una casa grande y floreciente.

6-7. Las circunstancias externas no pueden impedir a Dios cumplir Sus promesas. Aun en la prisión, José fue prosperado, y mucho más cuando llegó a ser primer ministro de Egipto. La prosperidad de José fue el resultado exterior de su carácter y su relación con Dios.

8-9. Josué fue llamado a guiar al pueblo de Dios hacia “la tierra prometida”. Hoy los cristianos son llamados a entrar “a la tierra de promesas”. Antes o ahora, las condiciones para el éxito son las mismas. Note especialmente la importancia de la correcta meditación. Compare la respuesta a la pregunta 13 (b) (2)

10-12. Desde David hasta la Cautividad Babilónica, Dios prosperó cada rey de Judá que fue obediente a la ley y fiel en el servicio del templo.

13. Note que el Salmo 1:1-3 no describe un carácter particular histórico, sino que se aplica generalmente a todo creyente que cumple las condiciones indicadas.

14-15. La infidelidad del Pueblo de Dios en darle a Dios puede traer una maldición nacional. Este principio todavía se aplica hoy.

16-21. La única base de justicia aceptable para Dios es la FE. “Todo lo que no proviene de fe, es pecado”

22. Según la Biblia, la pobreza es una maldición. Deut. 28:15-68 da una lista de todas las maldiciones que vienen por quebrar la ley de Dios. En el v.48 lo siguiente está incluido: “servirás, por tanto, a tus enemigos…con hambre… con sed… con desnudez… con falta de todas las cosas”. Esto es absoluta pobreza. En la cruz, Cristo llevo sobre sí mismo cada una de estas maldiciones (Ver Gal. 3:13-14). Él estuvo hambriento, sediento, desnudo y con falta de todas las cosas. El hizo esto para que los creyentes pudieran, en cambio, recibir la provisión abundante de Dios para cada necesidad (Fil. 4:19)

23. “Alegre”; literalmente, “gracioso”

24. Los cristianos deberían dar en de la misma manera que un agricultor siempre la semilla – cuidadosamente, inteligentemente, en el área calculada para obtener el mejor retorno para el reino de Dios.

26-28. Prosperidad es la voluntad de Dios para su pueblo creyente y obediente.

Hacer clic en el enlace para ir a la lección 12

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Follow us: