Por Ritchie Pugliese

El diccionario de la RAE define la palabra “alinear” de la siguiente manera: “Ajustar en línea dos o más elementos de un mecanismo para su correcto funcionamiento.”

Según la definición para el correcto funcionamiento de algo es necesario estar bien alineados. Lo contrario sería estar desaliñado lo cual daría lugar a un mal funcionamiento de las cosas.

El principio de la alineación es muy importante para todo, inclusive lo espiritual. Cuando estamos bien alineados con Dios, estamos en el eje necesario para experimentar su favor y bendición.

Lamentablemente muchos de nosotros, sea por ignorancia o negligencia pareciera que tuviéramos la tendencia a estar más desaliñados que alineados.

En la sintonía espiritual es de vital importancia estar correctamente alineados. La primera cosas en la que tenemos que estar alineados es en nuestra relación con Dios a través de Cristo. En este caso estar bien alineados significa ser un hijo o hija de Dios.

A pesar de que muchos estamos alineados con Dios en lo que concierne a nuestra posición espiritual de hijos, se hace necesario también estar alineados en otras áreas importantes para poder andar y avanzar en la vida diaria.

Para entender el principio de la alineación tomaremos el ejemplo del pueblo de Dios de la antigüedad durante su travesía por el desierto.

Viendo este ejemplo podremos obtener algunos puntos donde necesitamos estar alineados correctamente para poder avanzar gloriosamente.

1. Necesitamos estar alineados con el líder espiritual correcto

Para Israel fue Moisés. Números 12:7 Dios dice de él: “mi siervo Moisés, que es fiel en toda mi casa” Si el pueblo hubiera seguido bajo la opresión de Faraón hubieran sido destruidos o vivir esclavizados durante toda la vida pero también es importante destacar que Moisés lideraba al pueblo pero con una actitud de siervo, lo cual no se ve mucho hoy día entre aquellos que están en el ministerio. Asegúrate que el líder al que sigas tenga esta cualidad.

2. Necesitamos estar alineados físicamente en el lugar correcto

El campamento de Israel tenía a sus tribus ubicadas estratégicamente. Cada una estaba en un lugar definido tanto al acampar o cuando estaban marchando (ver Números 2). El tabernáculo también estaba en medio del campamento ubicado estratégicamente. Éxodo 33:7 dice: “Y Moisés tomó el tabernáculo, y lo levantó lejos, fuera del campamento, y lo llamó el Tabernáculo de Reunión. Y cualquiera que buscaba a Jehová, salía al tabernáculo de reunión que estaba fuera del campamento.” Hay un lugar geográfico y un lugar espiritual dónde Dios te quiere.

3. Necesitamos estar alineados con el tiempo correcto

En Israel eran entendidos en los tiempos y las estaciones. Dios les había mostrado su calendario profético para que ellos se movieran basados en sus directivas (2 Crónicas 8:13) Ellos estaban bien direccionados porque conocían el tiempo de Dios. Leemos en 1 Crónicas 12:32 “De los hijos de Isacar, doscientos principales, entendidos en los tiempos, y que sabían lo que Israel debía hacer, cuyo dicho seguían todos sus hermanos.” Nosotros también necesitamos saber en qué tiempo nos encontramos viviendo para saber qué y cómo hacer.

4. Necesitamos estar alineados con la presencia de Dios.

En Israel descendió sobre el tabernáculo la gloria shekina y vivían continuamente bajo la nube de día y la columna de fuego del Espíritu noche diariamente. Éxodo 40:38 dice: “Porque la nube de Jehová estaba de día sobre el tabernáculo, y el fuego estaba de noche sobre él, a vista de toda la casa de Israel, en todas sus jornadas.”

Números 9:15-13 dice además:“El día que el tabernáculo fue erigido, la nube cubrió el tabernáculo sobre la tienda del testimonio; y a la tarde había sobre el tabernáculo como una apariencia de fuego, hasta la mañana. Así era continuamente: la nube lo cubría de día, y de noche la apariencia de fuego. Cuando se alzaba la nube del tabernáculo, los hijos de Israel partían; y en el lugar donde la nube paraba, allí acampaban los hijos de Israel. Al mandato de Jehová los hijos de Israel partían, y al mandato de Jehová acampaban; todos los días que la nube estaba sobre el tabernáculo, permanecían acampados. Cuando la nube se detenía sobre el tabernáculo muchos días, entonces los hijos de Israel guardaban la ordenanza de Jehová, y no partían. Cuando la nube estaba sobre el tabernáculo pocos días, al mandato de Jehová acampaban, y al mandato de Jehová partían. Y cuando la nube se detenía desde la tarde hasta la mañana, o cuando a la mañana la nube se levantaba, ellos partían; o si había estado un día, y a la noche la nube se levantaba, entonces partían. O si dos días, o un mes, o un año, mientras la nube se detenía sobre el tabernáculo permaneciendo sobre él, los hijos de Israel seguían acampados, y no se movían; más cuando ella se alzaba, ellos partían. Al mandato de Jehová acampaban, y al mandato de Jehová partían, guardando la ordenanza de Jehová como Jehová lo había dicho por medio de Moisés.”Necesitamos experimentar esa misma presencia del Espíritu a diario.

5. Necesitamos estar alineados con la Palabra de Dios

Israel recibió las enseñanzas de Dios para obedecerlas. Hacer eso les aseguraba su bendición y favor. Levítico 18:4 dice: “Mis ordenanzas pondréis por obra, y mis estatutos guardaréis, andando en ellos. Yo Jehová vuestro Dios.” Nosotros necesitamos también alimentarnos y equiparnos con la Palabra de Dios y por sobre todo obedecerla.

¡Ahora es el tiempo de estar alineados correctamente para poder avanzar poderosamente!

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Follow us: