Recopilado por Ritchie Pugliese

Vivimos en un mundo totalmente inseguro, donde las noticas de tragedias, desastres y tantas otras cosas negativas que suceden a nuestro alrededor pueden hacer de nosotros personas temerosas.

La sensación o el sentimiento de temor no solo alteran los latidos de nuestro corazón sino que nos hacen vivir en una gran y constante tensión, la cual conduce al estrés y diversos problemas físicos y mentales.

Con Dios de nuestro lado podemos aprender a controlar el temor que nos asedia. Si te encuentras en este tiempo invadido/a por temores de cualquier índole, lee a continuación lo que Dios dice en su poderosa palabra, la Biblia. Cree sus promesas y podrás vivir controlando al temor y manteniéndolo bien lejos de tu vida:

1. Génesis 15:1

 “Después de estas cosas vino la palabra de Jehová a Abram en visión, diciendo: No temas, Abram; yo soy tu escudo, y tu galardón será sobremanera grande.”

Declara con fe: No le temo a los ataques que vengan sobre mi vida pues estoy protegido sobrenaturalmente.

2. Génesis 21:17

“Y oyó Dios la voz del muchacho; y el ángel de Dios llamó a Agar desde el cielo, y le dijo: ¿Qué tienes, Agar? No temas; porque Dios ha oído la voz del muchacho en donde está.”

Declara con fe: Dios tiene muy presente mi urgente necesidad.

3. Génesis 26:24

“Y se le apareció Jehová aquella noche, y le dijo: Yo soy el Dios de Abraham tu padre; no temas, porque yo estoy contigo, y te bendeciré, y multiplicaré tu descendencia por amor de Abraham mi siervo.”

Declara con fe: Mi próxima estación o etapa es vivir en bendición.

4. Génesis 35:17

“Y aconteció, como había trabajo en su parto, que le dijo la partera: No temas, que también tendrás este hijo.”

Declara con fe: A pesar de los inconvenientes en el proceso, voy a dar fruto en lo que emprendo.

5. Génesis 46:3

“Y dijo: Yo soy Dios, el Dios de tu padre; no temas de descender a Egipto, porque allí yo haré de ti una gran nación.”

Declara con fe: Necesito acostumbrarme a vivir en el mundo pero sin ser parte de su sistema corrupto.

6. Deuteronomio 1:21

“Mira, Jehová tu Dios te ha entregado la tierra; sube y toma posesión de ella, como Jehová el Dios de tus padres te ha dicho; no temas ni desmayes.”

Declara con fe: Necesito accionar rápido, en fe, para tomar mi tierra de promesas.

7. Deuteronomio 31:8

“Y Jehová va delante de ti; él estará contigo, no te dejará, ni te desamparará; no temas ni te intimides.”

Declara con fe: Esta es una situación difícil a enfrentar, la cual no la voy a enfrentar solo sino cobijado por Dios.

8. Josué 1:9

“Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.

Declara con fe: Yo elijo, decido hacia adónde voy.

9. Josué 8:1

“Jehová dijo a Josué: No temas ni desmayes; toma contigo toda la gente de guerra, y levántate y sube a Hai. Mira, yo he entregado en tu mano al rey de Hai, a su pueblo, a su ciudad y a su tierra.”

Declara con fe: Tengo que enfrentar y pelear la batalla espiritual en grupo y no evitarla.

10. Rut 3:11

“Ahora pues, no temas, hija mía; yo haré contigo lo que tú digas, pues toda la gente de mi pueblo sabe que eres mujer virtuosa.”

Declara en fe: La buena reputación me abre nuevas posibilidades en la vida.

11. 1 Samuel 22:23          

“Quédate conmigo, no temas; quien buscare mi vida, buscará también la tuya; pues conmigo estarás a salvo.”

Declara en fe: Soy guardado de todo espíritu de represalia o venganza.

12. 1 Samuel 23:17

“Y le dijo: No temas, pues no te hallará la mano de Saúl mi padre, y tú reinarás sobre Israel, y yo seré segundo después de ti; y aun Saúl mi padre así lo sabe.”

Declara en fe: Antes de la promoción, me vienen temores que debo vencer.

13. 2 Reyes 19:6

“E Isaías les respondió: Así diréis a vuestro señor: Así ha dicho Jehová: No temas por las palabras que has oído, con las cuales me han blasfemado los siervos del rey de Asiria.”

Declara en fe: No temo lo que otros puedan hablar de mí, pues cuando lo hacen es como si se lo hicieran al Señor.

14. 1 Crónicas 22:13

“Entonces serás prosperado, si cuidares de poner por obra los estatutos y decretos que Jehová mandó a Moisés para Israel. Esfuérzate, pues, y cobra ánimo; no temas, ni desmayes.”

Declara en fe: Al esforzarme en obedecer la Palabra de Dios, cobro ánimo, se disipa el temor y no desmayo.

15. 1 Crónicas 28:20

“Dijo además David a Salomón su hijo: Anímate y esfuérzate, y manos a la obra; no temas, ni desmayes, porque Jehová Dios, mi Dios, estará contigo; él no te dejará ni te desamparará, hasta que acabes toda la obra para el servicio de la casa de Jehová.”

Declara en fe: Hasta que acabe mi tarea aquí en la tierra tendré la ayuda total del Señor.

16. Salmos 49:16

“No temas cuando se enriquece alguno, Cuando aumenta la gloria de su casa;…”

Declara en fe: Debo evitar las comparaciones con los que me superan financieramente, pues es me causa temor.

17. Isaías 7:4

“y dile: Guarda, y repósate; no temas, ni se turbe tu corazón a causa de estos dos cabos de tizón que humean, por el ardor de la ira de Rezín y de Siria, y del hijo de Remalías.”

Declara en fe: Debo ser consciente que la turbación de corazón y la sensación de inseguridad van de la mano del temor.

18. Isaías 10:24

“Por tanto el Señor, Jehová de los ejércitos, dice así: Pueblo mío, morador de Sion, no temas de Asiria. Con vara te herirá, y contra ti alzará su palo, a la manera de Egipto;”

Declara en fe: Las heridas de los enemigos no son mortales gracias a la protección de Dios sobre mi vida.

19. Isaías 37:6

“Y les dijo Isaías: Diréis así a vuestro señor: Así ha dicho Jehová: No temas por las palabras que has oído, con las cuales me han blasfemado los siervos del rey de Asiria.”

Declara en fe: Debo hacer memoria y cancelar aquellas palabras, contrarias al Espíritu de Dios, que he escuchado.

20. Isaías 40:9

“Súbete sobre un monte alto, anunciadora de Sion; levanta fuertemente tu voz, anunciadora de Jerusalén; levántala, no temas; di a las ciudades de Judá: ¡Ved aquí al Dios vuestro!”

Declara en fe: Necesito confesar una promesa de la Palabra de Dios a viva voz aunque me sienta intimado a no hacerlo.

21. Isaías 41:10

“No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.”

Declara en fe: En la presencia de Dios no existe el temor y si lo hay se disipa.

22. Isaías 41:13

“Porque yo Jehová soy tu Dios, quien te sostiene de tu mano derecha, y te dice: No temas, yo te ayudo.”

Declara en fe: El Señor me conduce con su mano firme y segura.

23. Isaías 41:14

“No temas, gusano de Jacob, oh vosotros los pocos de Israel; yo soy tu socorro, dice Jehová; el Santo de Israel es tu Redentor.”

Declara en fe: ¡Mi socorro viene directamente del Señor y de nadie más!

24. Isaías 43:1

“Ahora, así dice Jehová, Creador tuyo, oh Jacob, y Formador tuyo, oh Israel: No temas, porque yo te redimí; te puse nombre, mío eres tú.”

Declara en fe: Mi identidad espiritual no provee lugar alguno para el temor.

25. Isaías 43:5

“No temas, porque yo estoy contigo; del oriente traeré tu generación, y del occidente te recogeré.”

Declara en fe: En este tiempo recibo algo directamente de parte de Dios.

26. Isaías 44:2

“Así dice Jehová, Hacedor tuyo, y el que te formó desde el vientre, el cual te ayudará: No temas, siervo mío Jacob, y tú, Jesurún, a quien yo escogí.”

Declara en fe: Puedo vencer el rechazo y el ser desechado por los demás.

27. Isaías 54:4

“No temas, pues no serás confundida; y no te avergüences, porque no serás afrentada, sino que te olvidarás de la vergüenza de tu juventud, y de la afrenta de tu viudez no tendrás más memoria.”

Declara en fe: Dios cambia mi vergüenza por lo sucedido hace algún tiempo atrás.

28. Jeremías 1:8

“No temas delante de ellos, porque contigo estoy para librarte, dice Jehová.”

Declara en fe: No voy a quedar atrapado por las tretas del enemigo.

29. Jeremías 1:17

“Tú, pues, ciñe tus lomos, levántate, y háblales todo cuanto te mande; no temas delante de ellos, para que no te haga yo quebrantar delante de ellos.”

Declara en fe: No es tiempo de callar sino de hablar frontalmente.

30. Jeremías 30:10

“Tú, pues, siervo mío Jacob, no temas, dice Jehová, ni te atemorices, Israel; porque he aquí que yo soy el que te salvo de lejos a ti y a tu descendencia de la tierra de cautividad; y Jacob volverá, descansará y vivirá tranquilo, y no habrá quien le espante.”

Declara en fe: ¡Se rompen las cautividades de mi vida en el Nombre del Señor!

31. Jeremías 46:27

“Y tú no temas, siervo mío Jacob, ni desmayes, Israel; porque he aquí yo te salvaré de lejos, y a tu descendencia de la tierra de su cautividad. Y volverá Jacob, y descansará y será prosperado, y no habrá quién lo atemorice.”

Declara en fe: Se quiebra de mi vida ese espíritu temeroso.         

32. Ezequiel 2:6/3:9

“Y tú, hijo de hombre, no les temas, ni tengas miedo de sus palabras, aunque te hallas entre zarzas y espinos, y moras con escorpiones; no tengas miedo de sus palabras, ni temas delante de ellos, porque son casa rebelde.”

Declara en fe: Si camino en obediencia no le puedo temer a los rebeldes.

33. Daniel 10:12

“Entonces me dijo: Daniel, no temas; porque desde el primer día que dispusiste tu corazón a entender y a humillarte en la presencia de tu Dios, fueron oídas tus palabras; y a causa de tus palabras yo he venido.”

Declara en fe: Dios ya ha tomado en cuenta mi petición y me envía Su ayuda.

34. Daniel 10:19         

y me dijo: Muy amado, no temas; la paz sea contigo; esfuérzate y aliéntate. Y mientras él me hablaba, recobré las fuerzas, y dije: Hable mi señor, porque me has fortalecido.”

Declara en fe: Las palabras de Dios me fortalecen cada momento.

35. Joel 2:21

“Tierra, no temas; alégrate y gózate, porque Jehová hará grandes cosas.”          

Declara en fe: Necesito declarar a viva voz y ordenarle a mi terreno a que cambie su tristeza y luto por alegría y gozo.

36. Sofonías 3:16

“En aquel tiempo se dirá a Jerusalén: No temas; Sion, no se debiliten tus manos.”

Declara en fe: Le ordeno a mis manos a que se fortalezcan y no se debiliten.

37. Mateo 1:20

“Y pensando él en esto, he aquí un ángel del Señor le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es.”

Declara en fe: La llegada de lo desconocido puede ser el comienzo de algo nuevo e impensado para mí, pero planeado por Dios.

38. Marcos 5:36

“Pero Jesús, luego que oyó lo que se decía, dijo al principal de la sinagoga: No temas, cree solamente.”

Declara en fe: Lleno mi vida de fe, para creer solamente.

39. Lucas 1:13

“Pero el ángel le dijo: Zacarías, no temas; porque tu oración ha sido oída, y tu mujer Elisabet te dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Juan.”

Declara en fe: Mi oración específica ha sido escuchada. Esperaré ahora las directivas del Señor.

40. Lucas 1:30

“Entonces el ángel le dijo: María, no temas, porque has hallado gracia delante de Dios.”

Declara en fe: Si tengo sobre mí la gracia de Dios, actuaré con gracia.

41. Lucas 5:10

“y asimismo de Jacobo y Juan, hijos de Zebedeo, que eran compañeros de Simón. Pero Jesús dijo a Simón: No temas; desde ahora serás pescador de hombres.”

Declara en fe: Recibo mi nueva asignación del Señor.

42. Lucas 8:50

“Oyéndolo Jesús, le respondió: No temas; cree solamente, y será salva.”

Declara en fe: ¡Sólo creer es suficiente!

43. Hechos 18:9                                     

“Entonces el Señor dijo a Pablo en visión de noche: No temas, sino habla, y no calles;”

Declara en fe: Es indispensable hoy hablar un lenguaje de fe.

44. Hechos 27:24

“diciendo: Pablo, no temas; es necesario que comparezcas ante César; y he aquí, Dios te ha concedido todos los que navegan contigo.”

Declara en fe: Voy a llegar al otro lado, a mi destino, aunque hoy parezca imposible.          

45. Apocalipsis 1:17

“Cuando le vi, caí como muerto a sus pies. Y él puso su diestra sobre mí, diciéndome: No temas; yo soy el primero y el último;”

Declara en fe: Dios terminará lo que empezó a hacer en mi vida.

46. Apocalipsis 2:10

“No temas en nada lo que vas a padecer. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida.”

Declara en fe: ¡Atravesaré mis circunstancias difíciles con la ayuda del Señor!

¡Solo con la ayuda del Señor podemos contrarrestar el temor!

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Follow us: