Por Ritchie Pugliese

1 Corintios 15:57-58 dice:

“Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo. Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano.”

La vida cristiana normal, bajo la perspectiva de la Palabra de Dios, es una vida victoriosa.

Esta clase de victoria no es según nuestros parámetros, sino de acuerdo a los de Dios. ¡Es una vida victoriosa sobrenatural!

La vida de victoria sobrenatural tiene una característica: Es la que triunfa en medio de las dificultades y luchas de la vida.

A los ojos de Dios, la victoria que él promete no es necesariamente obtener resultados siempre, sino una cuestión de carácter, una cuestión de actitud.

Cualquier persona cuando todo le sale bien está contenta y se siente un gigante triunfador, pero Dios es glorificado cuando en medio de sus dificultades el cristiano mantiene una actitud victoriosa.

 Esa actitud de victoria no tiene nada que ver con “ser positivo” o “pensar positivamente”. Es la victoria sobrenatural de Dios obrando en nosotros.

La  VICTORIA que Dios provee es firmeza para no caer; constancia para no detenerse; fortaleza para no debilitarse en la adversidad.

Definición bíblica de la palabra “Victoria”:

“Es la actitud interior de fe que nos impulsa a vivir independientemente de las circunstancias que nos rodean, creyendo en Dios y en sus fieles promesas”

La Biblia enseña que el cristiano puede vivir en victoria constante:

Leemos en 2 Corintios 2:14

“Mas a Dios gracias, el cual nos lleva siempre en triunfo en Cristo Jesús, y por medio de nosotros manifiesta en todo lugar el olor de su conocimiento.”

También, 1 Corintios 15:57 dice:

“Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria…” (acción continua y presente de victoria)

Dios nos impregna de victoria para que manifestemos en todo lugar el “olor” de su victoria (2 Corintios 2:14). Ese “olor espiritual” es la fragancia que despedimos, la cual es percibida por los demás y cambia, transforma la atmósfera que nos rodea.

Esto es lo que diferencia al cristiano que vive en victoria sobre sus dificultades, de aquél que se rinde y vive vencido debajo de sus dificultades.

Como creyentes podemos caracterizarnos por tener una actitud de fe ante las adversidades de la vida. Esta actitud de fe puede ser aprendida.

La vida del Apóstol Pablo es un ejemplo de aquellos que vivieron una vida de victoria. Este hombre de Dios tuvo todo para ser un derrotado y miserable en su vida, pero de su interior fluía un espíritu de fe, de  victoria que lo transformó en un vencedor.

2 Corintios 4:7-10 revela varias actitudes victoriosas que podemos aprender ante las dificultades:

“7 Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros, 8 que estamos atribulados en todo, mas no angustiados; en apuros, mas no desesperados; 9 perseguidos, mas no desamparados; derribados, pero no destruidos;10 llevando en el cuerpo siempre por todas partes la muerte de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestros cuerpos.”

El Apóstol Pablo detalla en el pasaje recién leído lo que es caminar en victoria sobrenatural.

Esa manera de caminar de fe, en medio de las dificultades, produce en nosotros lo que dice Hebreos 11:34:“sacaron fuerzas de debilidad, se hicieron fuertes en batallas, pusieron en fuga ejércitos extranjeros.”

Observemos las circunstancias que atravesó el Apóstol y como era su actitud espiritual frente a ellas.

1. En 2 Corintios 4:8 leemos:

“atribulados en todo, mas no angustiados.”

Atribulados”, en griego: “Thlíbo” = Oprimido (Mr. 3:9); Aflicción (1 Ti. 5:10)

ATAQUE: TRIBULACIÓN TOTAL

PROPÓSITO DEL ATAQUE: ANGUSTIA (es un tormento interior)

2 Corintios 7:5 dice: “En todo fuimos atribulados; de fuera, conflictos; de dentro, temores…”

2. 2 Corintios 4:8 dice:

“en apuros, mas no desesperados”

En apuros”, del griego: “Aporéo” = Perplejo (Gal. 4:20); Dudar (Jn. 13:22). La palabra “perplejidad” significa vacilación, dudas, temores al pensar en el futuro.

ATAQUE: PERPLEJIDAD Y DUDA

PROPÓSITO DEL ATAQUE: CAER EN LA DESESPERACIÓN (Tortura mental)

3. 2 Corintios 4:9

“perseguidos, mas no desamparados.”

“Perseguidos” del griego, “Dioko” = Seguir (ir a la caza de alguien (Ro. 9:30-31)

ATAQUE: PERSECUSIÓN (verbal: Calumnia, difamación, descrédito, acusar; física: Agresión)

PROPÓSITO DEL ATAQUE: SOLEDAD Y AISLAMIENTO

Cuando el enemigo nos separa del rebaño, nos da el zarpazo final. ¡Cuidado!

4. 2 Corintios 4:9

“derribados, pero no destruidos”

La palabra “derribados” da la idea de un animal que cae por el flechazo del cazador.

ATAQUE: DERRIBAR

PROPÓSITO DEL ATAQUE: DESTRUCCIÓN FINAL

Entonces, según la Biblia, podemos como creyentes estar:

Entonces, según la Biblia podemos como creyentes estar:

• Atribulados; pero NO ANGUSTIADOS

• En apuros; pero NO DESESPERADOS

• Perseguidos; pero NO DESAMPARADOS

• Derribados; pero NO DESTRUIDOS

Muchos creen que estar atribulados, en apuros, perseguidos y derribados significa estar derrotados, pero no es así.

¡Podemos, a pesar de los golpes de la vida, levantarnos con un Espíritu de fe y victoria en Cristo Jesús y seguir hacia adelante confiados en el Señor!

 La vida es similar a una pelea de boxeo: Podemos ir perdiendo varios rounds de la pelea, pero si al final damos el golpe de Knock-out,  ¡ganaremos la pelea!

Una pelea inolvidable

El 22 de Mayo de 1976 se celebró en Johannesburgo una de las peleas más sangrientas de la historia. Se enfrentaron el boxeador argentino Victor Galindez con Richie Kates por la corona mundial.

La pelea fue dramática. Victor Galindez recibió un cabezazo que le abrió una de sus cejas, lo cual le hacía perder mucha sangre. Sumado a eso había recibido muchos golpes y estaba perdiendo la pelea, pero en el último round Victor Galindez de manera increíble le dio un golpe de Knock-out a su contrincante y ganó la pelea.

¿Cómo logró semejante hazaña el boxeador Galindez?

La respuesta esta resumida en la palabras de Cherquis Bialo, comentarista boxístico. El dijo: 

– Yo he visto la noche del 22 de mayo de 1976 en Johannesburgo, cómo un Campeón Mundial herido, casi ciego, maltrecho y furioso cambiaba el destino de su vida por la única e invencible razón de los hombres: la fe. –

Fuente: https://www.infobae.com/deportes-2/2018/05/22/intimidades-de-la-pelea-mas-terrible-y-sangrienta-de-la-historia-que-tino-el-ring-de-dolor-ceguera-y-extenuacion/

No nos dejemos asustar e intimidar por las tribulaciones, apuros, persecuciones y todo lo que nos quiera derribar, sino resistamos sabiendo que nuestra actitud de fe y confianza en el Señor nos guiará a la victoria final.

Es probable que las circunstancias adversas de la vida nos han pegado duro de diferentes maneras y formas y nos han hecho tambalear y caer… pero ese no será nuestro final… ¡Mira lo que dice la Palabra de Dios!

Proverbios 24:16 dice:

“Porque siete veces cae el justo, y vuelve a levantarse…”

El Salmo 37:23-24 dice:

“Por Jehová son ordenados los pasos del hombre, y el aprueba su camino. Cuando el hombre cayere, no quedara postrado porque Jehová sostiene su mano.”

No importa cuáles sean las situaciones que nos golpean duro y pretenden derrotarnos y abatirnos. Por el Espíritu de victoria de nuestro Dios podemos seguir adelante.

No importa lo que usted hoy esté atravesando, por mas difícil que parezca. Decida ahora mismo levantarse en el Nombre del Señor y adoptar una actitud de fe victoriosa en medio de los tiempos difíciles.

En esta hora, la invitación del Señor es que:

1.  No nos dejemos oprimir por ningún espíritu negativo ni permitamos que ninguna atmósfera pesada nos abrume.

2. Nos levantemos en su nombre, confiando en sus promesas, para que el espíritu de fe produzca en nuestro ser una actitud victoriosa en medio de las dificultades y vivamos rodeados de una atmósfera vencedora.

NO LO OLVIDEMOS: Con el Señor…

…Podemos estar Atribulados; ¡pero NO ANGUSTIADOS!

…Podemos estar en apuros; ¡pero NO DESESPERADOS!

…Podemos estar perseguidos; pero ¡NO DESAMPARADOS!

…Podemos estar derribados; pero ¡NO DESTRUIDOS!

¡Decide hoy ser un creyente en Cristo, que camina en victoria en medio de las dificultades!

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Follow us: