VIVIENDO BAJO LA BENDICION DE DIOS – Lección 1 –

ESTE ES EL CURSO IDEAL PARA LAS PERSONAS QUE HAN RECIBIDO A CRISTO RECIENTEMENTE

1.
LA SEGURIDAD DE LA SALVACIÓN

El recibir a Cristo en el corazón es mucho más que una “experiencia religiosa”, es algo maravillosamente profundo e importante que debemos saber, pues está en juego la posibilidad de dejar atrás un triste pasado, y caminar en un presente y futuro bendecido.

Dios en el principio creó al ser humano para que tuviese amistad e intimidad con El (Génesis Caps. 1 y 2). Todo era bello y hermoso, pero debido a la intervención de la serpiente antigua (que representa al diablo) y la desobediencia del ser humano (Génesis 3:) el pecado contaminó no sólo a Adán y Eva sino también a toda la humanidad subsiguiente.

Pecado es pretender vivir independientemente de Dios y hacer lo que se nos da la gana. Eso fue lo que hicieron Adán y Eva y les costó caro. Ellos quisieron “hacer la suya” y no la voluntad de Dios y fracasaron. Esto sigue vigente hoy: O hacemos la voluntad de Dios o fracasamos.

La consecuencia de la desobediencia fue que entró a operar el pecado, la muerte y la maldición separando al hombre y a la mujer a vivir fuera del favor de Dios.

El pecado separó al hombre de tener comunión espiritual con Dios; la muerte pondría fin a la vida física que Dios le había dado y la maldición contaminaría toda la creación (Leer Génesis 3:7-24).

A partir de ese entonces el hombre (ser humano) vivió separado de Dios y sin posibilidades de acercarse a El por sus propios medios.

Sabiendo esto y por amor a la humanidad, Dios hizo algo que aparece registrado en Juan 3:16
“De tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su hijo unigénito, para que todo aquél que en El cree, no se pierda mas tenga vida eterna”

Gracias al gran amor de Dios, y por medio de su hijo Jesucristo el hombre podría recuperar su posición espiritual y vivir cerca de Dios disfrutando su favor y bendición (Leer también Romanos 5:8)

La predicación del Evangelio, presentando a Cristo como el Único y suficiente Salvador, es la oportunidad que Dios le da a la humanidad de reconciliarse con El.

La única manera de acercarse al Dios verdadero es por medio de Jesucristo. Juan 14:6 dice:
“Jesús dijo: Yo soy el camino, la verdad y la vida, nadie puede ir al padre si no es por mí”

1 Timoteo 2:5 dice también:
“Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre”

Hechos 4:12 dice además:
“Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos”

¿Cómo puedo llegar a ser un hijo de Dios por medio de Jesucristo?

Todos somos criaturas de Dios por orden creaciónal pero únicamente son hijos de Dios aquellos que han recibido a Cristo en su corazón, una vez y para siempre, como su Salvador personal.

San Juan 1:12 dice
“Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios”

¿Qué implica recibir a Cristo en el corazón?

La Biblia dice en Hechos 3:19
“Así que arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio”

Recibir a Cristo en el corazón implica arrepentirse.

¿Qué significa Arrepentirse?

1)Cambiar de Actitud (Marcos 1:14,15)
No sólo es arrepentirse de haber cometido algunas cosas malas sino principalmente es cambiar de actitud hacia Dios:

Antes de recibir a Cristo mi actitud era hacer “lo que se me daba la gana” (eso es rebeldía) o hacer las cosas “a mi manera” (eso es independencia).

Ahora que he recibido a Cristo mi actitud cambia: Decido obedecer y estar sujeto a Cristo en todo y vivo dependiendo de El.


2)Ser trasladado del poder de las tinieblas al reino de Jesucristo (Colosenses 1:13)


3) Negarse a si mismo (Marcos 8:34-36)
Ya no soy yo el centro de la vida, sino Cristo. No vivo más para mi mismo sino para Cristo y por Cristo.

 


Publicado en: Cursos

Grupos y/o relaciones:

clic para cerrar