LOS DIFERENTES NIVELES DE LAS RELACIONES INTERPERSONALES

LOS DIFERENTES NIVELES DE LAS RELACIONES INTERPERSONALES

En la sociedad que vivimos las relaciones interpersonales son muy importantes y necesarias. Prácticamente a cada lugar donde vayamos nos encontraremos con personas para interrelacionarnos. Algunas relaciones interpersonales son buenas y productivas, otras negativas y aún destructivas.

La vida y la experiencia nos enseñan que existen relaciones interpersonales que duran toda la vida, otras son para momentos específicos o especiales de nuestra vida y otros ocasionales. Cada una de ellas cumple un propósito, en definitiva, para alcanzar nuestro destino en la vida.

Considero que para tener un cuadro general de nuestras relaciones interpersonales sería conveniente clasificarlas por niveles. Esto nos puede ayudar para no cometer errores, como ser, pensar que tenemos un amigo de confianza cuando en realidad no lo es; y para no generar falsas expectativas, por ejemplo, al conocer nuevas personas y pensar rápidamente que son “las mejores del mundo”, pero por sobre todo para saber hasta dónde podemos contar con nuestras relaciones.

Basado en mi experiencia personal y el trato que he tenido a lo largo de los años con personas, he llegado a la conclusión que existen diversos niveles de relaciones interpersonales:

NIVEL 1. Personas de confianza
Considero a este nivel el supremo por su calidad de vida. Estos son aquellos que nos aman y aceptan tal como somos. Siempre son un aliento y nos proveen consejos sabios. Están con nosotros en los tiempos malos. No desean aprovecharse de nosotros ni de lo que poseemos. Dios los pone en nuestro sendero para orientarnos y encausarnos en el buen camino. Son personas que nos inspiran por su calidad de vida y relación con Dios. Pueden ser famosos o desconocidos para los demás pero para nosotros son únicos y especiales. Están disponibles en todo momento.

Salmos 1:1 Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos…”
Proverbios 1:5 Oirá el sabio, y aumentará el saber, Y el entendido adquirirá consejo,
Proverbios 13:1 “El hijo sabio recibe el consejo del padre; Mas el burlador no escucha las reprensiones.”
Proverbios 27:17 “Hierro con hierro se aguza”


NIVEL 2: Los que nos inspiran a una vida mejor
Esta clase de personas nos inspiran y animan siempre a ser fieles a Dios a través de sus palabras o escritos. Son aquellos que nos invitan siempre a superarnos. Son personas que tienen las llaves que necesitamos para ser mejores en diversas áreas (espiritual, comercial, ministerial, familiar, etc.). Uno los considera mentores, padres espirituales o predicadores “preferidos” que nos impactan por sus dichos y enseñanzas. Nuestra relación con ellos está enfocada especialmente en lo que ellos imparten de Dios para nuestras vidas. Son personas a las que reconocemos y admiramos por su unción pero que quizás nunca desarrollemos un trato personal.

1 Pedro 4:11 “Si alguno habla, hable conforme a las palabras de Dios; si alguno ministra, ministre conforme al poder que Dios da, para que en todo sea Dios glorificado por Jesucristo, a quien pertenecen la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén.”
Efesios 4:11-12 “Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo…”


NIVEL 3. Amigos
Son aquellos que nos aman incondicionalmente y siempre están presentes (a veces más que los propios familiares). Generalmente uno los conoce de pequeños y con el paso de los años se solidifica la relación. Con ellos uno puede pasar tiempos alegres y divertidos. Con ellos no hay lugar para las “máscaras”. Podemos expresarnos con libertad sabiendo que seremos aceptados y no juzgados. Son personas fieles, de palabra. Están a nuestro lado en las malas y nos alientan con su presencia leal y consejos. Pueden estar cerca o lejos geográficamente pero ellos siempre están de manera incondicional.

Proverbios 17:17 “En todo tiempo ama el amigo, Y es como un hermano en tiempo de angustia.”


NIVEL 4. Conocidos
Personas con las cuales nos rodeamos frecuentemente pero conocemos poco o nada de sus vidas. Pueden ser los vecinos o los mismos hermanos de la iglesia donde los vemos solo en las reuniones y no se dan las circunstancias para profundizar en la relación. Siempre existe un buen trato y respeto pero no se avanza más allá de un saludo cordial y un intercambio breve de palabras.

Proverbios 18:24 “El hombre que tiene amigos ha de mostrarse amigo”


NIVEL 5. Relaciones generales
Estas relaciones pueden ser casuales donde nos cruzamos con ellos por circunstancias de la vida y no los volvemos a ver o los vemos muy de vez en cuando. También, dentro de este segmento están aquellos que tienen un cierto nivel de influencia y “nos conviene” conservar una relación con ellos por lo que nos pudieran dar en algún momento. Los vemos más como “ayudadores influyentes” y personas a quien recurrir ante alguna necesidad.

Proverbios 19:6 “Y cada uno es amigo del hombre que da.”


NIVEL 6. Profesionales (trabajo, ministerio) o amistad laboral
Son aquellas personas donde solo tenemos una relación dentro del ámbito profesional y en el horario de trabajo. Lo único que conocemos de ellos es su capacidad profesional y habilidad laboral para obtener un objetivo juntos determinado. Cuando la jornada laboral termina o uno cambia de trabajo la relación se desvanece y pierde.

1 Pedro 2:18 “estad sujetos con todo respeto a vuestros amos; no solamente a los buenos y afables, sino también a los difíciles de soportar.”


NIVEL 7. Interesados
Son aquellos que nos buscan para obtener algo de nosotros, especialmente si tenemos el poder de darles algo que a ellos les importa, quieren o necesitan. Una vez que han sido ayudados y hayan obtenido algo de nosotros desaparecen, generalmente, de la escena para siempre… o hasta su próxima necesidad.

Proverbios 19:4 “Las riquezas traen muchos amigos…”
Proverbios 19:6 “Y cada uno es amigo del hombre que da.”
Proverbios 14:20 “… muchos son los que aman al rico.”


NIVEL 8. Falsos, mentirosos, burladores, traidores
Debemos cuidarnos de esta clase de relaciones. Lamentablemente las tenemos tanto dentro como fuera de la iglesia. A simple vista son buenas personas, generalmente educados y respetuosos (especialmente delante nuestro) pero a nuestras espaldas son calumniadores, mentirosos, acusadores, detractores. En algunos casos hasta fueron amigos o muy cercanos a nosotros pero por algún motivo en un momento nos dejan, abandonan y nos calumnian injustamente. Pasan del amor al odio en un instante. Detectar esta clase de personas es verdaderamente un gran desafío.

Jeremías 15:17 “No me senté en compañía de burladores…”
Judas 1:18 “En el postrer tiempo habrá burladores, que andarán según sus malvados deseos.”
Job 6:15 “mis hermanos me traicionaron como un torrente”


NIVEL 9. Enemigos
Son personas que en cierto sentido son “más genuinas” que los falsos y mentirosos porque abiertamente y directamente están en la vereda opuesta que la nuestra y nos rechazan o detestan abiertamente. Su deseo es nuestra destrucción y aún la muerte si fuera posible. En la vida no podemos agradar a todos pero no es nada agradable que alguien nos considere como enemigo. ¡Así es la vida!

Mateo 5:44 “Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen”
Lucas 6:28 “bendecid a los que os maldicen, y orad por los que os calumnian.”
Romanos 12:14 “Bendecid a los que os persiguen; bendecid, y no maldigáis.”


Sugerencia práctica final:
1. Toma un tiempo para evaluar tus relaciones interpersonales y ubicarlas en el nivel que consideres basado en el artículo leído. Esto te dará una guía y a la vez un límite para saber hasta dónde puedes contar con esa relación.
2. Si tuvieras que definirte a ti mismo, ¿En cuál nivel te ubicarías?

 


Publicado en: Artículos

clic para cerrar