DIOS DE PACTOS – Lección 1

DIOS DE PACTOS – Lección 1

1.
LOS PACTOS EN LA PALABRA DE DIOS

La Palabra de Dios revela que Dios es un Dios hacedor de pactos, guardador de pactos y el revelador de pactos.

La Biblia misma es un libro de pactos, dividida en dos secciones llamada Antiguo Pacto o Testamento y Nuevo Pacto o Testamento donde contiene la revelación progresiva de los nueve principales pactos. Estos Pactos abarcan los propósitos de Dios en la creación y en la redención en el tiempo y la eternidad.

I. ¿Qué es un pacto?
En nuestra sociedad moderna el concepto de lo que es un pacto se ha perdido en gran manera y es diferente a como eran en los tiempos bíblicos. Por eso vamos a considerar los idiomas originales (hebreo y griego) para comprenderlo.

HEBREO
El Antiguo Testamento, escrito en hebreo, utiliza la palabra “beriyth” un pacto compacto (porque al realizarlo se sacrificaba un animal y se lo partía en dos. Luego se colocaba cada parte en el suelo, separadas entre sip or un espacio, donde los que hacían el pacto caminaban) que implicaba un sacrificio. Por eso el término correcto no era “hacer un pacto” sino “cortar un pacto”.

Los pactos del Antiguo Testamento podrían ser:
1.Entre personas
a.Tratado, alianza, liga (Génesis 14:13; Exodo 23:32; 34:12, 15; Josué 9:6-16
b.Constitución, ordenanza (entre monarcas y súbidtos) (2 Samuel 3:12, 13: 5:3)
c.Acuerdo, fianza (2 Reyes 11:4; Oseas 10:4)
d.Alianza de Amistad (1 Samuel 18:3; 20:8; 23:18)
e.Alianza de matrimonio (Proverbios 2:17; Malaquías 2:14

2.Entre Dios y el hombre (ser humano)
a.Alianza de Amistad (Salmos 25:14)
b.Pacto, como una constitución divina u ordenanza con señales o juramentos (Génesis 9:9-17; Exodo 2:24)

3.Frases o expresiones
a.Hacedor de pactos (Génesis 15:18; Exodo 34:10, 17)
b.Guardador de pactos (1 Reyes 11:11; Levítico 26:42)
c.Violación de los pactos (Deuteronomio 17:2; Levítico 26:15, 44)


GRIEGO
En el Nuevo Testamento existen dos palabra para la palabra “pacto”. Una es “diatheke” que siginfica disposición, acuerdo, testamento.

Esta palabra implica ratificar una declaración o la voluntad de una persona y no el resultado de un acuerdo entre dos personas. Es la voluntad hecha por una persona que tiene todo poder y la otra parte debe aceptarlo o rechazarlo, pero nunca alterarlo.

Se la traduce tambien en algunas versiones bíblicas como “testamento” (Mateo 26:28; Hebreos 7:22; 9:15-17, 20; Apocalipsis 11:19) y pacto (Lucas 1:72; Romanos 9:14; Efesios 2:12; Hebreos 12:14; 13:20)

La otra palabra griega es “suntithemai” y significa “colocar juntos en un mismo lugar o hacer un acuerdo”. Se refiere a un acuerdo entre hombres y nunca se refiere a un pacto hecho por Dios y presentado a los hombres (Lucas 22:5; Juan 9:22; Hechos 23:20; Hechos 24:9).

La palabra “pacto” en la Escritura se refiere a un acuerdo o contrato entre los hombres o entre Dios y el ser humano. En las Escrituras encontramos que los hombres a menudo realizan pactos con otros hombres por diferentes asuntos (Ej: Génesis 21:27, 31-32, el pacto realizado entre Abraham y Abimelec por los pozos de Beerseba; Lucas 22:5, el pacto entre el sumo sacerdote y Judas para traicionar a Jesús por una suma de dinero.

En cada caso en las Escrituras, cunado un pacto era instituido entre Dios y el hombre, Dios siempre era el iniciador. El hombre no viene a Dios para presentarle algo a fin de que lo aprobara. Siempre. Siempre es Dios el que declara su voluntad y espera que el hombre lo acepte. El hombre puede aceptarlo o rechazarlo pero nunca cambiarlo. Tampoco los pactos dan la idea de que ambas partes tienen la obligación de hacer algo sino que es responsabilidad de una sola persona: Dios. Por eso leemos en la biblia el término “promesa” cuando Dios ha hecho un pacto (Gálatas 3:17; Romanos 15:8).

II. ¿Quién dio origen a los pactos?
Los pactos entre Dios y el ser humano han sido originados por Dios y contienen su mente, autoridad y habilidad para cumplirlo. Siempre en ellos está implícito el corazón y la naturaleza divina de Dios. Los pactos son la manifestación mas grande del amor, la gracia y misericordia de Dios.

1.Dios es hacedor de pactos
Dios estableció su pacto con Noé (Génesis 6:18). El hizo un pacto con Abraham (Génesis 15:18; 17:20. Dios hizo un pacto con David (2 Samuel 23:5). El prometió hacer un pacto con la casa de Israel y la causa de Judá (Jeremías 31:31-34). El también hizo un pacto eterno (Isaías 55:3; 61:8)

2.Dios es guardador de pactos
Dios revela su fidelidad y confiabilidad para cumplir los pactos que hace. Una vez que Dios ha hecho un pacto o lo olvida ni es negligente como para no cumplirlo. El siempre sigue fiel al compromiso que ha hecho. (Deuteronomio 7:9; 2 Crónicas 6:14; Salmos 111:5, 9; Romanos 1:31)

3.Dios es revelador de pactos
Dios revela en cada pacto todas las promesas y términos. El toma la iniciativa de revelarlos para que el hombre no sea ignorante y conozca todo el alcance de ese pacto (Salmos 25:14; Deuteronomio 4:13).

4.Dios tiene la capacidad y habilidad o poder para cumplir sus pactos
El mismo Dios que hace, guarda y revela los pactos, tiene el poder para realizarlos. Aparte de la capacidad de Dios para cumplir sus pactos, el hombre a través de la historia ha probado su incapacidad de guardarlos. Esto se ilustra muy bien en el Pacto Mosaico (hecho con Moisés. Ver Efesios 2:4-13)

 


Publicado en: Cursos

Grupos y/o relaciones:

clic para cerrar