¿CUÁNTOS CIELOS HAY?

La mayoría de los cristianos generalmente hablamos del cielo como algo único, cuando en realidad la Biblia nos enseña otra cosa, que a su vez revela un principio de autoridad espiritual estipulado por Dios, el Creador. Son muchos los pasajes bíblicos donde aparece la palabra plural “cielos”. ¿Acaso existen varios cielos?

Leamos a continuación algunos pasajes de la Palabra de Dios referido al tema que estamos tratando hoy:

Deuteronomio 10:14
"He aquí, de Jehová tu Dios son los cielos, y los cielos de los cielos, la tierra, y todas las cosas que hay en ella."

Deuteronomio 4:19
"No sea que alces tus ojos al cielo, y viendo el sol y la luna y las estrellas, y todo el ejército del cielo, seas impulsado, y te inclines a ellos y les sirvas; porque Jehová tu Dios los ha concedido a todos los pueblos debajo de todos los cielos."

1 Reyes 8:27
"Pero ¿es verdad que Dios morará sobre la tierra? He aquí que los cielos, los cielos de los cielos, no te pueden contener; ¿cuánto menos esta casa que yo he edificado?"

Nehemías 9:6
"Tú solo eres Jehová; tú hiciste los cielos, y los cielos de los cielos, con todo su ejército, la tierra y todo lo que está en ella, los mares y todo lo que hay en ellos; y tú vivificas todas estas cosas, y los ejércitos de los cielos te adoran."

Salmos 148:4
"Alabadle, cielos de los cielos, Y las aguas que están sobre los cielos."

Estos pasajes nos muestran que existe más que un cielo. El panorama se aclara cuando leemos en el Nuevo Testamento el pasaje de 2 Corintios 12:2: “Conozco a un hombre en Cristo, que hace catorce años (si en el cuerpo, no lo sé; si fuera del cuerpo, no lo sé; Dios lo sabe) fue arrebatado hasta el tercer cielo."

La lectura de estos versículos nos enseña la existencia de tres cielos y no solamente un cielo. Quizás esta diferencia pueda parecer irrelevante para el entendimiento natural, pero es una revelación poderosa para comprender la dimensión sobrenatural, la cual como creyentes en Cristo necesitamos saber.

Analicemos brevemente cuáles son los tres cielos:

El PRIMER CIELO, es aquel que nuestros ojos pueden ver desde la tierra a simple vista o con un telescopio. Es el lugar donde el mundo, los planetas y las constelaciones cohabitan. El Salmos 24:1 dice que de Jehová es la tierra y su plenitud (el sol, luna, estrellas, los planetas)..."

EL SEGUNDO CIELO, tambien llamado REGIONES CELESTES en Efesios 6:12 es el lugar de operación del enemigo. Cuando Lucero fue expulsado junto con otros angeles caidos en rebeldía (Isaias 14 y Ezequiel 28 detalla este evento) se transformo en diablo o enemigo de Dios y se le dio una esfera de habitación debajo del tercer cielo como un recordatorio de que siempre sería un enemigo derrotado bajo la autoridad suprema de Dios. Estos seres espirituales tienen su base de operaciones desde este lugar y hacia la tierra.

EL TERCER CIELO, mencionado en 2 Corintios 12:2, (mirando desde la tierra y hacia arriba) es el lugar donde habita Dios con sus angeles. En ese lugar Jesucristo está sentado a la Diestra de Dios el Padre reinando con poder ( Efesios 1:20) y a la vez, la Iglesia compuesta por todos aquellos que han nacido de nuevo por reconocer a Cristo como su Salvador personal, reside espiritualmente desde alli, para ejecutar la autoridad de Cristo sobre las fuerzas del mal (Efesios 2:6)

Lo interesante de esto es saber que lo que llamamos tercer cielo nunca fue creado, pues es el lugar donde Dios siempre ha existido, es un lugar de eternidad y que no puede ser cambiado, cancelado o anulado. En cambio, el segundo cielo se originó a partir de la rebelión de Lucero, para transformarse en lo que conocemos hoy como el diablo (Isaías 14 y Ezequiel 28). El primer cielo fue creado posteriormente como lo enseña Génesis capítulo uno.

El primer y segundo cielos, son lugares que estan sujetos a la autoridad que se ejerce desde el tercer cielo. ¿Qué estoy diciendo con esto? Que los creyentes en Cristo, según la Biblia están posicionalmente sentados en los lugares celestiales, en el tercer cielo, juntamente con Cristo. Desde esa posición espiritual, tenemos total autoridad para cancelar, anular, deshacer las obras de diablo operando ya sea en los aires (segundo y primer cielo) o sobre la tierra. ¡En realidad el tercer cielo es, en lo espiritual, EL PRIMER O PRINCIPAL LUGAR DE AUTORIDAD TOTAL DIVINA!

La Biblia dice en Hebreos 4:14 “Por tanto, teniendo un gran sumo sacerdote que TRASPASO LOS CIELOS (saliendo del tercer cielo, atravesó con autoridad el segundo y primer cielo), Jesús el Hijo de Dios...”. La obra de Cristo en la cruz del calvario abrió los cielos para que podamos desmenuzar la atmósfera pesada del enemigo sobre nuestras vidas, familias, ciudades, naciones.

En Santiago 4:7 encontramos detallados los tres cielos:

1. “Someteos pues a Dios"
Esto significa ubicarnos en la posición espiritual corrrecta que es la obediencia y sujeción a Dios y a los principios de Su Palabra. Cuando esto sucede, estamos espiritualmente ubicados en el tercer cielo o lugar de autoridad espiritual.

2. “Resistid al diablo"
Así como Cristo atravesó los cielos para abrir el camino hacia la victoria sobre el enemigo, nosotros hoy podemos hacer lo mismo contra el diablo y sus demonios que habitan en el segundo cielo. ¡Los enfrentamos, no con temor, sino con autoridad Divina del tercer cielo!

3. “Huirá de vosotros"
Con la autoridad de Cristo podemos anular, cancelar, suprimir, impedir, deshacer, atar, todo obrar del enemigo en la tierra o lugar debajo del primer cielo, y a la vez soltar la bendición del Señor para cada área de nuestras vidas.

¡Entender la diferencia entre los tres cielos puede hacer una gran diferencia en nuestra vida espiritual! Usted antes de conocer a Cristo estaba bajo el gobierno del segundo cielo (enemigo). Ahora, en y con Cristo, usted por la fe reside espiritualmente en el tercer cielo y por consecuencia puede vivir una vida victoriosa, triunfadora cada dia de su vida.

¡Entender la diferencia de los tres cielos es una cuestión de autoridad espiritual, es la clave para tener una vida cotidiana victoriosa!

 


Publicado en: Artículos

clic para cerrar