CÓMO INVERTIR TODOS LOS DIAS UN TIEMPO PRODUCTIVO CON DIOS

CÓMO INVERTIR TODOS LOS DIAS UN TIEMPO PRODUCTIVO CON DIOS

El tiempo a solas con Dios es una de las bendiciones disponibles para los hijos del Señor, pero existen muchos cristianos frustrados que no saben qué hacer durante su tiempo devocional con Dios. Otros han seguido un plan rutinario que les ha llevado al aburrimiento y estancamiento espiritual. ¿Qué podemos hacer para tener un tiempo diario y productivo con el Señor?

Para comenzar debemos saber que así como el rendimiento físico depende de la clase de desayuno que tomemos, la fuerza espiritual está proporcionalmente determinada por la forma de comenzar cada día.

En los tiempos veloces que vivimos, donde pareciera que el tiempo no alcanza para hacer todo lo que tenemos que hacer, el tiempo de quietud a solas con Dios para muchos es un anhelo más que una realidad.

Sin lugar a dudas el hábito personal más importante e influyente es tener un tiempo de quietud a solas con Dios.

A continuación veremos algunas cosas importantes que suceden durante nuestro tiempo de quietud a solas con Dios:

1.El creyente desarrolla la relación más importante de su vida.
Una relación natural se desarrolla entre dos personas que invierten tiempo de calidad el uno para con el otro. Para desarrollar una relación real y genuina con Dios debemos invertir tiempo con Dios.

2.El creyente desarrolla el hábito más importante, que el tiempo invertido con el Creador.

3.El creyente se acerca a Dios y Dios se acerca al creyente (Santiago 4:8).

4.El creyente puede leer el libro más importante del mundo, la Biblia.

5.El creyente recibe instrucción del Espíritu Santo, el más grande maestro que Jesús nos dejó (Juan 16:12-13).

6.El creyente aumenta su conocimiento personal de las Sagradas Escrituras (2 Pedro 1:5; 3:18).

7.El creyente experimenta la presencia de Dios (Génesis 3:8; Salmos 16:11).

Siete pasos para comenzar el tiempo a solas con Dios:

Paso 1 Comienza orando
Este es el tiempo de comenzar alabando y adorando al Señor por su bondad y por tener el privilegio de vivir un nuevo día, agradecer por lo que ha hecho y por lo que hará
Leer: Éxodo 34:6-8; Salmos 119:18

Paso 2 Lee un pasaje de la Biblia con la expectativa de que Dios te hable
Cómo elegir un pasaje bíblico diario:
1)Selecciona un libro de la Biblia y lee algunos versículos
2)Selecciona un personaje de la Biblia y lee su historia
3)Lee los devocionales bíblicos “Aliento del cielo para cada día” para obtener un pasaje bíblico.

Paso 3 Medita/reflexiona acerca de lo que has leído
Si no pensamos en lo que estamos leyendo, nos perderemos una gran bendición (2 Timoteo 2:7)

Para que la meditación resulte efectiva, tengamos en cuenta los siguientes puntos:

1)Lee el pasaje detenidamente
2)No leas un pasaje largo a menos que sea necesario
3)Haz un alto cuando alguna palabra, frase del pasaje te llame la atención, para meditar en el.
4)Piensa acerca del significado de las palabras que estás leyendo.
5)Piensa como el pasaje se puede aplicar a tu vida

Paso 4 Profundiza el estudio de aquellas palabras o frases que han llamado tu atención.
¿Qué me dice el pasaje acerca de la naturaleza del Padre, el hijo y el Espíritu Santo?
¿Hay alguna promesa en la cual creer o reclamar al Señor?
¿Existe algún mandamiento para obedecer o algún buen ejemplo para seguir?
¿Existe algún ejemplo para seguir u otro ejemplo para evitar?

Paso 5 Utiliza una guía de lectura bíblica diaria.

Paso 6 Escribe lo que el Señor te dice.

Paso 7 Invierte tiempo en oración y escucha la voz del Espíritu Santo.

 


Publicado en: Artículos

clic para cerrar