Artículos

EL CAMINO CORRECTO HACIA LA MADUREZ ESPIRITUAL

La Biblia diferencia entre el pecar voluntariamente y el pecar como parte del proceso hacia la madurez. En 1 Corintios 3:1 aparece la palabra carnales, que en el original griego es: SARKINOS'. Esta palabra se refiere a los errores cometidos por el recien convertido, que todavia es un niño espiritual, pero en el v. 3 aparece la misma palabra, pero que en el original griego [...]
Leer más

RESTAURACION DE LOS DONES Y MINISTERIOS HOY

Cuando analizamos la historia de la Iglesia, uno puede ver una línea restauradora de Dios para llevar a Su Iglesia a la medida y dimensión estipulada en Su Palabra. Por ejemplo, la Reforma Protestante en el 1500, encabezada por Martín Lutero, trajo a la iglesia la restauración del concepto de lo que es la salvación en Cristo y la justificación por la fe. A partir de [...]
Leer más

EL DESEQUILIBRIO FAMILIAR EN LA VIDA DEL MINISTRO

Muchos glorifican a Dios con sus ministerios pero no con sus familias. Necesitamos saber que por más que prediquemos la Palabra de Dios a multitudes y seamos exitosos en el campo ministerial, si nuestro matrimonio y familia no funcionan como Dios espera, habremos fracasado. No se puede ser exitoso en el ministerio y un fracasado en la familia. La voluntad de Dios es que haya [...]
Leer más

LA INFLUENCIA QUE NUESTROS HIJOS NECESITAN (II)

LA INFLUENCIA QUE NUESTROS HIJOS NECESITAN (II)

Amar no es solo traer dinero a la casa para pagar los estudios y el mantenimiento de los hijos. Amar no es sólo dar besos y abrazos (aunque es de gran bendición hacerlo). Amar es aceptar totalmente como son nuestros hijos sin que haya ninguna pizca de rechazo hacia ellos. Amar implica también la expresión audible y palpable de nuestro cariño con besos, abrazos, caricias [...]
Leer más

LA INFLUENCIA QUE NUESTROS HIJOS NECESITAN (I)

LA INFLUENCIA QUE NUESTROS HIJOS NECESITAN (I)

“No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque Yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen, y hago misericordia a millares, [...]
Leer más

clic para cerrar