Aliento del cielo para cada día: ROCA

Salmos 61: 2-3: Desde el cabo de la tierra clamaré a ti, cuando mi corazón desmayare. Llévame a la roca que es más alta que yo, Porque tú has sido mi refugio, Y torre fuerte delante del enemigo.

Los fundamentos o la base de un edificio, son la clave para que todo lo que se edifique arriba permanezca cuando los vientos y temblores lleguen. Cuando más alto es el edificio más profundo debe ser su fundamento. En la vida cristiana sucede algo semejante al proceso de la edificación espiritual: La clave es el fundamento.
La Biblia nos enseña que Cristo es la Roca fuerte del cristiano. Cristo es la Roca más profunda y alta a la misma vez. Su profundidad nos sirve de refugio, y además nos provee seguridad en medio de la tormenta y los ataques del enemigo; su altura nos lleva a las corrientes del Espíritu Santo para vivir en plenitud espiritual.
En este tiempo que usted está atravesando, donde todo le parece “arena movediza” no olvide cual es su fundamento, cual es la Roca firme en la cuál usted está parado: Cristo el Señor. Con esta clase de Fundamento, usted podrá permanecer firme cada día de su vida y vivirá seguro.


CONFESION DE FE:
MI VIDA ESTA FUNDADA SOBRE LA ROCA FIRME, QUE ES CRISTO

ORACION:
Te alabo y bendigo Señor, porque en medio de las “arenas movedizas” de la vida tu eres mi Roca firme e inconmovible. Gracias por haberte conocido y recibirte como el fundamento de mi vida. Gracias por tu preciosa salvación para conmigo. Amén.

 


Publicado en: Devocionales

clic para cerrar