Aliento del cielo para cada día: PODA

JUAN 15:2: Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto.

En el pasaje de hoy vemos una figura muy común de la época para explicar una verdad sobrenatural. Aquí se menciona la tarea del labrador sobre los árboles y plantas, en determinada estación del año, para prepararlos para una mejor producción de fruto.
El trabajo del labrador era doble: a) Eliminar aquellas ramas o pámpanos que no dan fruto y b) podar aquellas ramas que han dado fruto, para que en el futuro produzcan más fruto.
El trabajo de la poda de un árbol a simple vista no tiene sentido. Uno ve un arbol podado sin hojas, sin ramas y pareciera que está sin vida pero no... al cabo del tiempo en ese mismo árbol comienzan a brotar las ramas, posteriormente las hojas y luego las flores o fruto.
Al ver el resultado final (el árbol podado dando mayor fruto), entendemos que el proceso de la poda valió la pena.
Eso es precisamente lo que le está sucediendo a usted en este último tiempo. Pareciera como que su vida estuviera siendo podada y que no hay fruto en todo lo que emprende.
Como cristiano, no debe desesperarse sino esperar pues el Gran Labrador Dios está haciendo algo similiar al labrador del pasaje de hoy. Cuando el Señor empieza a podar ¡Déjelo trabajar tranquilo si quiere ver fruto abundante en la próxima estación de su propia vida!


CONFESION DE FE
EL SEÑOR, MI GRAN LABRADOR, ESTA PODANDO MI VIDA PARA QUE DE MAS FRUTO

ORACION:
Señor, no entiendo lo que me está pasando, pero si éste es un tiempo de “poda espiritual” para mi vida lo acepto y te pido que sigas trabajandoen mi para que pueda dar fruto abundante que glorifique tu Santo Nombre. Amén.

 


Publicado en: Devocionales

clic para cerrar