Aliento del cielo para cada día: PACIENCIA

Salmos 40:1: Pacientemente esperé a Jehová, Y se inclinó a mí, y oyó mi clamor.

Hay un dicho popular que dice: “El que espera desespera” pero tal cosa no tiene la aprobación del Señor. El secreto de la espera, como cristianos, es esperar con paciencia en vez de esperar con desesperación. Muchos dicen que esperan confiados, pero si observamos su actitud nos dará la señal segura de que están al borde de un colapso nervioso porque han perdido su confianza en el Señor.
Hay cosas que usted desearía que se resuelvan en este mismo instante para no seguir esperando y esperando. Este día que usted está atravesando se puede hacer muy largo si su espera es desesperada y nerviosa. Haga un alto, respire profundo y tome la decisión de bajar ese ritmo apurado y nervioso que sólo puede causarle daño y no darle ninguna solución a sus problemas. El Señor ya ha escuchado su oración en el Cielo. Aquí en la tierra su responsabilidad es esperar con paciencia. La única manera de ejercitar la paciencia es esperando y se aprende a esperar con paciencia.


CONFESION DE FE:
¡PUEDO CONTROLAR MI DESESPERACION EN EL NOMBRE DEL SEÑOR Y PUEDO ESPERAR CON PACIENCIA EN EL SEÑOR!

ORACION:
Señor Jesús, te pido que me des la Gracia de esperar pacientemente en ti. Perdona mis apuros y mi velocidad, que muchas veces no coincide con la tuya. Dame tus fuerzas hoy para controlar mi descontrol interior. Amén.

 


Publicado en: Devocionales

clic para cerrar