Aliento del cielo para cada día: IMITAR

HEBREOS 6:12: a fin de que no os hagáis perezosos, sino imitadores de aquellos que por la fe y la paciencia heredan las promesas.

En el mundo terrenal pretender imitar o copiar un producto que tenga los derechos reservados, puede ocasionarnos muchos problemas con las leyes y ser multados, pero en el Reino espiritual Dios nos anima a que imitemos a otros. ¿A quienes debemos imitar? No a los que son perezosos sino a los diligentes, pues ellos cumplen los requisitos de Dios y heredan (reciben) las promesas. Debemos imitar la manera o “fórmula ganadora” de estas personas para heredar o recibir las bendiciones de Dios.
Ellos ponían en práctica dos elementos vitales: Por un lado la fe conquistadora, y por otro la paciencia conservadora.
Moverse sólo por fe puede conducirme a los apuros y la desesperación porque la fe “ya lo tiene”, pero cuando a ella le sumamos la paciencia podemos movernos en la velocidad que El Señor se mueve y heredar sus promesas. En las cosas de Dios no es cuestión de velocidad o rapidez, sino en seguir el ritmo de Dios. Por eso en este día usted debe agregar a su fe, paciencia, para que las dos operando conjuntamente le ayuden a recibir las promesas hermosas que El Señor le ha dado en su bendita Palabra.


CONFESION DE FE:
A MI FE CONQUISTADORA LE SUMO LA PACIENCIA DEL ESPIRITU SANTO.

ORACION:
Mi desesperación por recibir las cosas que necesito, las cuales sé que están en tus promesas para mi vida, me hace olvidar tu fórmula ganadora”: Fe + Paciencia. Ayúdame a moverme en Tú velocidad Señor, que es la que me asegura recibir todas tus preciosas y hermosas promesas.

 


Publicado en: Devocionales

clic para cerrar